Un compañero temporal de piso que en vez de hablar, rebuzna

L.B.
-
Un compañero temporal de piso que en vez de hablar, rebuzna

Una joven pareja de Villamuriel de Cerrato acoge en su vivienda a un pollino que fue rechazado por su madre por nacer prematuro

Como si de una mascota se tratara, una joven pareja de Villamuriel de Cerrato ha decidido adoptar de forma temporal a un burro y proporcionarle todos los cuidados necesarios en su propia vivienda, un piso de esta localidad cerrateña. La decisión no ha sido voluntaria, sino que ha venido dada por las circunstancias y es que estos jóvenes, José Manuel Guerrero y Meredith Ramírez, amantes de los animales, se han liado la manta a la cabeza y han instalado a Platero, nombre con el que han bautizado al pollino, en su propio domicilio. Así se lo han contado a los compañeros de La 8 Palencia, en su finca próxima a Villamuriel. Allí tienen una pareja de burros, Niño y Niña, desde hace varios años. El pasado 13 de marzo llegó la sorpresa. Desconocían que la hembra estuviera embarazada, por lo que no esperaban un parto que fue prematuro, motivo por el que la madre rechazo al pequeño Platero, negándole cuidados y alimento.
Ni cortos ni perezosos estos jóvenes decidieron sacar adelante al nuevo miembro de la familia y por eso, por las noches, lo trasladan a su piso, donde le proporcionan todos los cuidados necesarios para su crecimiento.

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es