«Los médicos no se sacan de la chistera»

ALBERTO ABASCAL
-

ENTREVISTA A JOSÉ ANTONIO RUBIO MIELGO. Delegado territorial de la Junta

«Los médicos no se sacan de la chistera» - Foto: Nuria Sastre

José Antonio Rubio Mielgo, del Partido Popular y médico de profesión, tiene 62 años y ha sido senador desde 2008 hasta 2019. Es especialista en Dirección de Hospitales y en salud pública. Ha sido portavoz del Grupo Popular en la Diputación y diputado de las áreas de Fomento, Turismo, Hospital Provincial y Escuela de Enfermería. En el campo de la política ha desempeñado la función de coordinador general y portavoz del PP de Palencia.  Fue concejal en la capital desde 1995 hasta 1999. De hecho, con Marcelo de Manuel en la Alcaldía, trabajó como concejal de Bienestar Social. En el 2003 sumó su condición de edil a la de diputado provincial. En esta institución realizó una intensa labor de promoción de la provincia en ferias, así como la gestión, entre otros, del Plan de Excelencia Turística del Canal de Castilla.

José Antonio Rubio Mielgo es el nuevo delegado territorial después de una vida dilatada ya en la política y en los cargos...
Bueno, pues sí. Empecé en la Junta de Castilla y León y regreso otra vez a la Junta. Estuve en el Servicio Territorial en Palencia después de ejercer como médico en Hontoria de Cerrato y luego me fui a Valladolid como jefe de servicio de Atención Primaria con el objetivo de poner en marcha la reforma sanitaria con  los centros de salud y las zonas básicas. Ahora he vuelvo aquí, a mi casa después de pasar por el Ayuntamiento, la Diputación y por el Senado; pero bueno, aquí estamos.

Todavía es pronto porque acaba de tomar posesión, pero, a grandes rasgos, ¿cuáles serán los principales retos de este mandato?
Yo lo dije en la toma de posesión: el reto principal es el de representar a la Junta y a todas las consejerías en Palencia y ante los palentinos, pero no hay que olvidar que hay que representar a los 162.000 palentinos ante la Junta y defender sus demandas y sus intereses. Esto supondrá muchísimos retos, porque la Junta tiene muchísimas competencias. Es la Administración prestadora de servicios como sanidad, educación o servicios sociales que afectan a todo el mundo. Y es que todos vamos a pasar o hemos pasado por la educación, todos vamos a pasar por la sanidad y todos, tarde o temprano, vamos a pasar por los servicios sociales en los que se atiende a la gente más vulnerable. El mantenimiento de estos servicios básicos es un trabajo fundamental. No hay que olvidar que el trabajo que realiza en este campo la Junta de Castilla y León es uno de los mejores valorados en todo el territorio nacional. 
Además, la Junta tiene otras muchas competencias como las políticas activas de empleo que tenemos que incidir y aplicar con el propósito de incrementar la creación empresarial y puestos de trabajo, porque no hay que olvidar que la Administración no crea empleo sino lo que hace es facilitar que los empresarios o los autónomos lo hagan. Debemos aligerar todos los trámites burocráticos y que por parte de la Administración no haya una sola traba. Yo creo que la creación de empleo y la aplicación de políticas dirigidas a los jóvenes, como las de vivienda, tienen que hacer que la provincia de Palencia sea más atractiva y en esta parcela tenemos que ser insistentes. 
Tampoco debemos olvidar que debemos apoyar a todos los sectores productivos como es la agricultura o la ganadería, atendiendo las demandas o los problemas actuales como el de los topillos. Además, Palencia es pionera en industrias importantes como la agroalimentaria y el sector del automóvil, pero también somos y estamos muy bien posicionados en creación de empleo en empresas de nuevas tecnologías, como las startup que están empezando a posicionarse en la provincia. Yo creo que todo esto es muy positivo y tenemos que intentar apoyarles al máximo. 
En el plano cultural y patrimonial, Palencia posee una gran riqueza medioambiental; y de patrimonio: tenemos un románico o mudéjar magníficos y, en este sentido y desde el punto de vista turístico, debemos promocionarlo para lograr una mayor atracción. Yo creo que Palencia tiene que seguir ese cauce porque la atracción turística no se consigue ni en uno ni en dos ni en tres años; es muy complicado pero hay que insistir en ese tema.

Todos estos retos chocan con la problemática que ahora viene a denominarse como la España vacía. Somos un territorio que, por desgracia, sufre dichos  rigores. ¿Se vislumbra alguna posibilidad de cambio en esta tendencia o cómo se puede combatir?
Yo lo decía durante la visita esta semana a los colegios que solo albergan tres alumnos, concretamente en Santervás, Villaumbrales y Cascón de la Nava: La Administración lo que tiene que hacer es cubrir los servicios y mantenerlos. Es muy complicado mantener un colegio con tres niños porque supone un coste muy importante. Un colegio ahora tiene Internet, dispone de medios, profesores de apoyo y en el tema sanitario pasa lo mismo, porque debemos tener consultorios médicos abiertos. Entonces, La Junta de Castilla y León, ¿qué puede hacer? Pues mantener esos servicios abiertos pero la gente  vive donde quiere. 
El problema sería que la gente quisiera vivir en un determinado lugar  y no pudiese hacerlo; ese sí que sería un problema, pero si la gente en Palencia quiere hacer su vida en un municipio pequeño dispone de los servicios para poder vivir tranquilamente y si quiere vivir en la capital, lógicamente puede hacerlo. Obligar a la gente a vivir en un lugar determinado es imposible: vive en los pueblos quien quiere y tenemos que cambiar el discurso. No podemos empezar a decir que es que el vivir en el medio rural es una desgracia o que es un drama. La gente debe cambiar ese chip y hay que empezar a decir que la calidad de vivir en un pueblo es muy buena y que es una maravilla. Esas cosas hay que ponerlas en valor y hay que defender la calidad de vida que tienen las ciudades pequeñas como Palencia y los municipios aún más pequeños.

Vamos con algunos problemas muy concretos que han afectado a Palencia en los últimos tiempos. Uno es de las guardias médicas o falta de personal médico como en la zona norte. ¿Cómo los percibe?
Aunque acabo de llegar, el tema de las guardias médicas lo conozco más a fondo porque yo acabé el pasado sábado de hacer guardia en Herrera de Pisuega. La falta de profesionales sanitarios es un problema que tiene muy difícil solución porque no se sacan médicos de la chistera. Podemos decir lo que sea pero la formación de un médico son seis años de carrera mas cuatro de especialidad como mínimo; o sea que estamos hablando de once años para formar un facultativo para que pueda empezar a trabajar. 
Ha habido una mala planificación a nivel nacional o no ha sido la adecuada. En su día se puso una restricción muy importante al número de plazas universitarias para formar médicos con unas notas altísimas en muchas ocasiones y ahora nos encontramos con un problema de escasez de sanitarios. ¿Qué tenemos que hacer? Pues estirar los recursos como sea; es decir, contamos con unos recursos y con ellos debemos atraer o buscar sanitarios que vengan a nuestra comunidad autónoma y a nuestra provincia y además debemos procurar fidelizar a los que tenemos. 
Aquí si que la Junta de Castilla y León tiene una labor importante que hacer con políticas de empleo, de empleo estable, porque, hasta ahora, sí que es verdad que en la profesión sanitaria se ha dado mucho la interinidad, excesivos contratos y yo creo que eso tendremos que ir cambiándolo para dar estabilidad. Ya se están dando los primeros pasos dentro de la Consejería de Sanidad. Además, yo creo que todavía se puede lograr una mayor adecuación, es decir, hay profesionales que tienen ciento y pico cartillas y otros que tienen entre 1.600-1.800 cartillas. Creo que debemos hacer un trabajo serio y adecuar esas necesidades que tenemos a los recursos de los que disponemos para atender a toda la población y no solo en el tema sanitario. 
Creo que es un objetivo también que debemos afrontar dentro de la Junta de Castilla y León el mejorar el transporte a la demanda y hacerle compatible a las necesidades de los ciudadanos como por ejemplo acudir a sus centros de salud para hacerse una analítica, a que le vea el médico, trasladar al niño al colegio o simplemente para hacer unas compras. Yo creo que a eso hay que darle una vuelta y lograr un engranaje perfecto para que se aprovechen esos recursos en todas las necesidades que tiene la población.

Con el tema de los topillos, sabemos que es un asunto puntual que ocurre cada cierto tiempo pero, ¿se han tomado las medidas pertinentes?
Bueno, yo creo que se están tomado medidas. En este momento estamos colaborando la Administración General del Estado y la Junta de Castilla y León en la limpieza de cunetas. Se están haciendo una serie de kilómetros diarios de limpieza de esas cunetas con el fin de evitar la proliferación de huras. Hemos sufrido una epidemia importante de topillos que ha ocasionado algunos casos de tularemia. En este momento hemos registrado cerca de una cuarentena de casos declarados, y otros tantos sospechosos. 
Es un fenómeno que ocurre todos los años, especialmente cuando tenemos un año seco como es este, ya que las poblaciones crecen hasta que la escasez de comida y el mal tiempo empiezan a disminuir. Yo creo que hay que empezar a trabajar antes de que se produzca, intentar evitar que esto ocurra.
Porque la tularemia se sospecha que viene derivada de esas plagas...
Entiendo que lo ideal es el lograr una prevención, primero desde la Junta de Castilla y León. Desde el Servicio Territorial de Sanidad se ha informado a todos los agricultores y se les ha dicho cómo tienen que cuidarse o cómo tienen que hacer prevención. Son medidas de salud pública para evitar contagios. Creo que de cara al próximo año hay que tomar medidas preventivas. Sabemos por dónde empieza, sabemos que se inicia normalmente por tierras dedicadas al cultivo de la alfalfa y ahí es dónde tenemos que seguir trabajando y hacer hincapié. Vuelvo a decir que en este momento están colaborando las dos administraciones y será un tema que tenemos que tratar con más profundidad.

A veces la gente de Palencia tiene la sensación con respecto al Gobierno regional que está un poco olvidada... 
Pienso que no es tanta, pero sí que tengo que decir que uno de los objetivos que se ha planteado el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, es descentralizar la Administración y dar mayor protagonismo a las delegaciones territoriales. Lo planteó el consejero de Presidencia en mi toma de posesión y es un objetivo que tiene el presidente. Yo creo que es una Administración cercana, ya que se han tomado un buen número de decisiones por parte de los servicios territoriales y por parte de la Delegación Territorial. Será uno de mis cometidos en este mandato; que la gente entienda que la Delegación cada vez es mas cercana y que las decisiones se toman en Palencia, y cuando haya una que los palentinos consideren que hay que tomar, la responsabilidad mía será ser exigente en Valladolid.

¿Cómo será la relación institucional con la Diputación y el Ayuntamiento de la capital en esta legislatura por parte de la Delegación Territorial?
Yo les he solicitado colaboración a todas las instituciones. Les he ofrecido mi total apoyo y colaboración desde la Delegación para lo que consideren oportuno al objeto de que procuren mejor la vida de los ciudadanos de la capital y de la provincia. Con la Diputación estoy convencido de que la relación tanto institucional como personal será muy buena y con el Ayuntamiento también estoy convencido que lo va a ser igual. ¿Por qué?  Porque todos tenemos el mismo objetivo; es decir, aunque haya diferentes opciones políticas no solo el Ayuntamiento de la capital (hay consistorios de la provincia con alcaldes de todos los colores), todos tienen o tenemos el mismo objetivo: mejorar la calidad de los ciudadanos y en eso coincidimos y es precisamente eso es lo que hay que poner en valor. 
Podemos tener diferencias de criterio, pero el objetivo final en el que nos tenemos que centrar es en mejorar la calidad de vida de los palentinos. Vamos a fijarnos en lo que tenemos en común e intentar limar las pequeñas diferencias que en algún momento puedan surgir.

¿Alguna cosa que quisiera añadir?
 Lo que quiero transmitir es que la Delegación Territorial de la Junta es la casa de todos los palentinos, que es una Administración que quiero que cada vez sea más cercana. Yo a todos los funcionarios les he pedido ilusión, les he pedido trabajo y amor por la labor bien hecha. Los funcionarios, yo siempre lo digo, tienen ese plus de servicio a los demás y es lo que debe primar en nuestra labor de día a día. Yo lo que pido a los ciudadanos es que sean exigentes con la Junta de Castilla y León y que a la vez también sean comprensivos con las dificultades que podamos tener. Esta Delegación está abierta para todo el mundo y les atenderemos encantados.