Sin virus xenófobos hacia la colonia china

J. Benito Iglesias
-

Los chinos que regentan negocios de hostelería, bazares, alimentación o comida en la capital no ven resentidas sus ventas o atisbos de discriminación, mientras las agencias de viajes prevén menos reservas a algunas zonas de Asia

Sin virus xenófobos hacia la colonia china - Foto: Sara Muniosguren

La colonia china asentada en Palencia, en muchos casos desde hace más de una década, rezuma tranquilidad por los cuatro costados. Un posible efecto o temor a  que los negocios que tienen sufran algún daño colateral relacionado con el coronavirus -por un rechazo de quien habitualmente consume lo que venden- no entra en sus cálculos. Todos los establecimientos consultados por Diario Palentino, relacionados con hostelería, bazares, grandes almacenes, alimentación o comida, no han visto en ningún caso resentidas sus ventas o percibido atisbos de discriminación por su raza o nacionalidad.
«El tema del coronavirus es algo que está aquí en calle como en el resto de España. Se comenta por las numerosas noticias que salen en los medios de comunicación, pero nosotros no notamos nada negativo. Tenemos clientes de toda la vida y se toman sus consumiciones como siempre». Así lo resume desde la barra de un bar de la plaza de España en perfecto castellano uno de los hijos de una familia china de varios miembros que lleva 15 años asentada en la capital.
Sin dejarse fotografiar pero con su cara más amable, desde otro establecimiento hostelero de la avenida de Valladolid una pareja que lleva seis meses regentando el negocio mantiene la misma tónica. «Lo que nos dicen los clientes es que muchas de las cosas que se escuchan en las noticias sobre el coronavirus pueden no ser verdad. No pasa nada y la gente se toma el café igual. Los vecinos son ya como de la familia y, si alguno tarda tres días en venir les preguntamos si les pasó algo», indican al unísono sonriendo. 
El dueño del bar añade que su madre, que está en China, se encuentra bien y que es en las grandes ciudades donde el contagio crece y no tanto en las provincias, dentro de un país muy extenso y de los más habitados del planeta.
Día a día normalizado. Desde los grandes almacenes a las afueras de la capital a los bazares de menor tamaño que han sido consultados, la tranquilidad entre la población china que reside en Palencia es la tónica general en su día a día.  La opinión que muestran en torno al coronavirus y sus posibles efectos negativos se acerca al hecho de que se pueden percibir más en ciudades como Madrid y que alguien no quiera ir a comer a un restaurante oriental o acercarse a personas de nacionalidad china por temor a un contagio. No obstante, señalan que quien viaja desde China a España ha pasado pruebas y, si no se presentan síntomas tampoco debe existir alarmismo.
«Por aquí a diario pasan numerosos clientes y nadie pregunta por el coranavirus», explican desde un gran almacén que vende de todo en la avenida de Cuba. «Llevamos diez años en Palencia con nuestra familia y 20 en España. A nuestros hijos les hemos comentado si sus compañeros les preguntan algo sobre este tema en el colegio y no ha sido así. Jamás hemos notado discriminación o rechazo en esta ciudad y creemos que los palentinos no son para nada racistas», concluye el matrimonio que está al frente del establecimiento.

Risueño, locuaz y todavía con un castellano incipiente pese a llevar 22 de sus 40 años residiendo en España, Ruan, propietario de una tienda de alimentación en la avenida República Argentina, posa para las fotografías y dice sentirse integrado como si fuera un palentino más. Su análisis con el coronavirus no puede ser más claro. «China es un país enorme con ciudades muy pobladas. En Internet no se ayuda a veces con noticias que no dicen lo que ocurre realmente. El número de casos no es alto para el número de habitantes y hay provincias donde no existen contagios, como donde viven mis padres, con los que hablo mucho. La gente lleva mascarillas y se toman precauciones en grandes ciudades como Wuhan que lleva 20 días cerrada. Los medios chinos son muchos para superar este problema sanitario y ya se hizo con más virus», indica.
El comerciante explica que su negocio «no se ve afectado y funciona bien como todos los días» y asegura que tiene una clientela fiel que nunca le ha discriminado por ser chino, al tiempo que cuenta con orgullo que tiene tres hijos, dos de ellos nacidos en Palencia.
Menos viajes a Asia. Las agencias de viajes consultadas no tienen actualmente reservas ni a China -que suelen demandarse en los meses de primavera- ni a países asiáticos de su entorno. Lo que sí apuntan es que, aunque no se diga de forma clara, puede haber cierta obsesión para no desplazarse a zonas con algún caso de coronavirus. Añaden que hay parejas de novios que han mirado ya rutas por Tailandia para agosto, aunque no han cerrado nada.
Una estudiante palentina que prepara el MIR explicó a DP que  conoce un grupo que viaja este mes a Tailandia, y también a una pareja de novios que iba a viajar a Filipinas y ha visto cómo la compañía aérea ha suspendido el vuelo reservado. En este último país se registró la primera muerte por el nuevo coronavirus fuera de China -un turista chino que visitó tres países- y hubo mensajes xenófobos en redes sociales reclamando al presidente filipino Rodrigo Duterte que vete la entrada de chinos.