Una trayectoria dedicada al servicio de España

Agencias
-

Desde su proclamación en 1975, Juan Carlos I ha participado en situaciones clave de la Historia del país, como artífice de su democratización y su intervención en el golpe de Estado de 1981

Tras uno de los Reinados más largos de la Historia (casi 39 años en el Trono), Don Juan Carlos I anunció ayer su decisión de pasar a un segundo plano. Una nueva etapa centrada en sus aficiones y relaciones personales a la que llega tras 44 años al servicio de España, desde que fue proclamado el 22 de noviembre de 1975, y después de un período de un lustro una vez completada su abdicación de la Corona en junio de 2014.
Nacido en Roma el 5 de enero de 1938, fue el primer varón de Don Juan de Borbón y de Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, y a los tres años se convirtió en Heredero de la Casa Real al abdicar su abuelo, Alfonso XIII, en su padre. Tras pasar su infancia en Italia, Suiza y Estoril (Portugal), donde los Condes de Barcelona fijaron su residencia en 1946, el 9 de noviembre de 1948 pisó por primera vez España, donde se estableció.
El 14 de mayo de 1962 contrajo matrimonio en Atenas con la entonces Princesa Sofía, primogénita del rey Pablo de Grecia. De esta unión nacieron tres hijos, las Infantas Doña Elena (1963) y Doña Cristina (1965) y Don Felipe (1968).
Una trayectoria dedicada al servicio de EspañaUna trayectoria dedicada al servicio de España - Foto: Emilio NaranjoEl 22 de julio de 1969, a propuesta de Francisco Franco, fue designado por las Cortes sucesor en la Jefatura del Estado a título de Rey. Al día siguiente prestó juramento y recibió el título de Príncipe de España. Como Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía visitaron diferentes ciudades y regiones y viajaron a 36 países.
El 22 de noviembre de 1975, tras la muerte de Franco, fue proclamado Rey, y pronunció ante las Cortes su primer mensaje a la nación, en el que expresó su deseo de ser «Rey de todos los españoles». A partir de ese momento, se convirtió en uno de los artífices de la democratización del país, que comenzó con la Ley de la Reforma Política de 1976. Otro momento destacado fue la aprobación por referéndum de la Constitución el 6 de diciembre de 1978, sancionada el 27 de ese mes.
El Monarca tuvo una intervención decisiva en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Durante su Reinado visitó todas las comunidades y realizó numerosos viajes al extranjero.
Gran aficionado al deporte, sobre todo el esquí y la vela, participó en los Juegos de Múnich de 1972.
Don Juan Carlos ha sido intervenido en una decena de ocasiones. Su paso por el quirófano ha sido debido a motivos de salud y por accidentes relacionados con la práctica deportiva.
En un gesto sin precedente, Don Juan Carlos pidió el 18 de abril de 2012 disculpas por un viaje privado a Botsuana en plena crisis. El Monarca afirmó: «Lo siento mucho; me he equivocado y no volverá a ocurrir».
Desde el momento de su abdicación en su hijo hace cinco años siguió protagonizando actividades públicas cada vez más espaciadas.