Quejas por el mal estado de los accesos

Laura Burón
-

Los usuarios de la residencia aseguran que tienen que superar numerosos obstáculos

Quejas por el mal estado de los accesos

Los usuarios de la residencia Puente de Hierro aprovecharon la visita de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades para emitir un comunicado en el que denuncian el mal estado de las aceras en los accesos a este centro, que obstaculiza el tránsito a los mayores.
Aseguran que «la vía está llena de barreras en forma de bordillos no rebajados, baches o raíces de árboles que alteran el paso, lo que dificulta la circulación a las personas con problemas de movilidad».
Por este motivo, reclaman las mejoras pertinentes de esta zona, ya que en la actualidad «dificultan la circulación por un paseo por el que diariamente transitan mayores, niños, madres y padres con carritos...» y, además, señalan que estas barreras impiden a las personas mayores que residen en Puente de Hierro moverse con libertad por los entornos en sus vida diaria. 
Por otra parte, según señalan, las dificultades van mas allá y se extienden hasta la intersección del puente de Hierro con la plaza Ponce de León, en los semáforos de ambos lados, donde hay nuevos obstáculos, con los pasos de cebra no rebajados «que suponen nuevas barreras, especialmente, para las personas en sillas de ruedas o con otro tipo de discapacidad física». 
Los usuarios confían en que los responsables municipales respondan a esta queja y solucionen un problema que afecta a un numeroso colectivo de personas con movilidad reducida y más teniendo en cuenta la cercanía con la residencia de ancianos, que tiene en estos momentos 122 residentes.