El asfaltado de la CL-615 se retomará desde el 15 de marzo

O. H.
-

El asfaltado de la CL-615 se retomará desde el 15 de marzo - Foto: Oscar Navarro

Las obras de mejora del firme de la CL-615 entre Villoldo y Carrión de los Condes volverán a activarse a partir de la segunda quincena de marzo, según explicaron ayer fuentes del Servicio Territorial de Fomento de Palencia, siempre que el tiempo lo permita. 
El asfaltado de esta vía, la convencional más importante de las que tiene la Junta en Palencia, se paró el pasado otoño  después de que se hiciera de forma completa el tramo entre la glorieta de acceso a Carrión a través de la llamada cuesta de la Mora (antes de cruzar el río Carrión) y la glorieta de distribución de tráfico entre la CL-615 y la A-231, al norte de la localidad jacobea.
 En cambio, en el resto de la calzada, desde Villoldo hasta la glorieta sur de Carrión, se ejecutaron varias obras como la solución a los blandones y las roderas de circulación, pero no se llegó a extender la banda de rodadura a lo largo de esos 10 kilómetros, que han quedado desde entonces pintados de amarillo, por las obras y por no estar la calzada en perfectas condiciones.  También existían señales de limitación de velocidad a 60 km/h.
Rematar las obras. Tras el parón invernal, la intención es reiniciar en apenas tres semanas, las obras de asfaltado. Sin embargo, desde la Junta explicaron que a día de hoy, se ha comenzado ya con tareas complementarias a las obras, como la limpieza, la colocación se señalización y la instalación de barreras de seguridad, que deberían estar listas antes de que se extienda sobre la calzada el asfalto definitivo.
La reparación de este tramo, el que presentaba un peor estado de conservación en esta carretera fue una de la demandas presentadas por los alcaldes de los municipios servidos por estas carretera a las que accedió la Junta cuando se anunció que se colocarían radares de tramo en esta vía. 
Se adjudicó en junio del pasado año con un plazo de ejecución de 15 meses y un precio de 1.505.855 euros, frente a los 1.722.552 en los que se había fijado el máximo, a la empresa Vialex Constructora Aragonesa. El tramo en el que se actúa tiene una intensidad de trafico diaria de 3.763 vehículos, de los que casi el 10% son vehículos pesados, según la propia Junta.