Puente de Hierro incrementará hasta seis sus unidades de

Laura Burón
-

El centro residencial aumentará en cuatro módulos este servicio con unas obras que se extenderán hasta el año 2020

Puente de Hierro ampliará sus unidades de convivencia - Foto: Á“scar Navarro

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, visitó ayer la Residencia de Mayores Puente de Hierro para explicar las actuaciones que se han desarrollado y que se van a llevar a cabo relativas al nuevo modelo de gestión denominado En mi casa, haciendo especial hincapié en las unidades de convivencia.
Blanco aseguró que Puente de Hierro es un centro con unas características especiales, puesto que es uno de los centros públicos en los que se dan los dos sistemas de gestión. Por un lado, el «tradicional», en el que los usuarios comparten gran parte de su tiempo en espacios comunes y, por otro, el nuevo modelo que se «potenciará en esta legislatura» y que «se centrará más en las personas»,  con pisos pequeños.
En este sentido, la consejera recordó que ya están en funcionamiento dos unidades de convivencia de los que se benefician 32 personas, dotados con habitaciones individuales o dobles, en algunos casos con baño privado, cocina con todo el equipamiento y un comedor y acceso a otras zonas comunes. Asimismo, específico que en el mes de septiembre arrancarán las obras por un importe que ronda el millón y medio de euros y anunció que ya existe un proyecto para otras dos unidades más, por lo que en total, en 2020, la residencia Puente de Hierro contará con seis unidades de convivencia.
Asimismo, señaló que este centro también dispone de una unidad de convalecencia para que aquellos mayores que tras un periodo en el hospital deben continuar con su tratamiento por un amplio período de tiempo puedan disponer de una estancia temporal «con la atención que se merecen» y añadió que también existe un servicio de comedor al que acuden diariamente 50 usuarios y un centro de día anexo con unos 3.000 socios.
«Todos estos servicios son un avance hacia el bien de las personas mayores, para que se sientan felices», explicó la consejera y destacó que el envejecimiento activo es, precisamente, «no la ausencia de enfermedad, sino la capacidad de seguir haciendo actividades para que se sigan sintiendo útiles».

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es