Divina Misericordia

Rubén Abad
-
Divina Misericordia

La procesión del Indulto acorta su recorrido por la lluvia, que impidió la salida de cuatro tallas pero respetó el acto central

Los nubarrones y la amenaza de lluvia no auguraban un procesión del Indulto libre de sobresaltos para la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia. Aún así, los hermanos se armaron de valor y, desafiando a las inclemencias meteorológicas, sacaron al Santísimo Cristo de la Misericordia (Juan de Valmeseda, siglo XVI) y a Nuestra Señora del Perdón (Óscar Salmerón, 2018).
Dos tallas que aguardaban en el interior de la iglesia de Nuestra Señora de la Calle el toque del tararú que anunciaba el inicio del desfile procesional.
Cuatro agentes del Cuerpo Nacional de Policía montados sobre sus caballos abrían una procesión que acortó su recorrido por la amenaza de lluvia. Así, en lugar de emprender camino hacia la calle Gil de Fuentes, Santo Domingo de Guzmán y San Pablo, se dirigieron directamente a la plaza Mayor por las calles Cestilla, Mayor, Martínez de Azcoitia y Secretario Vázquez.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.