Más de 2.300 propietarios y comunidades incumplen la IEE

Carlos H. Sanz
-

Desde la entrada en vigor de esta normativa en 2016, deberían haberse registrado 4.359 Informes de Evaluación pero solo lo han hecho 2.048, el 47% del total

Más de 2.300 propietarios y comunidades incumplen la IEE - Foto: Sara Muniosguren

Más de la mitad de los propietarios de inmuebles, bien sean particulares o comunidades de vecinos, obligados a presentar el Informe de Evaluación de Edificios (IEE), más conocido como la ITV, desde que la norma entró en vigor en 2016, aún no lo ha hecho. 
De los 4.359 edificios de la capital que deberían haber superado este trámite, es decir, aquellos que tienen más de 40 años, solo han presentado el IEE 2.048, lo que supone el 46,98%, según la información facilitada por la concejalía de Urbanismo.  Los Informes de Evaluación de Edificios se crearon con el objetivo de acreditar el estado de conservación, accesibilidad universal y eficiencia energética de los inmuebles, sobre todo de los que acumulan más años sobre sus cimientos.
El viernes finalizó el plazo para los inmuebles construidos entre 1961 y 1970, y aunque deberían haberse presentado un total de 1.032 informes de evaluación, la concejalía de Urbanismo ha recibido solo 467, el 45,2 por ciento. 
El porcentaje, aún siendo bajo, está en línea con los registrados en años anteriores. En 2016, el primer año, el Ayuntamiento llamó a inspección a todos los edificios construidos hasta 1940. Eran, en total, 1.167 edificios pero cuando acabó el plazo -siempre el 31 de enero del primer mes del siguiente año- solo cumplieron 550, el 47,1 por ciento.
Al año siguiente, en 2017, fue el turno de las construcciones edificadas entre 1941 y 1950, y de los 872 propietarios obligados a presentarla, tan solo lo hicieron 380, el 42,4%. En 2018 tenían que registrar esta particular ITV los edificios construidos entre 1951 y 1960, un total de 1.272, y cumplieron 621, el 48,8 por ciento.
La normativa es clara: son los propietarios, la comunidad de propietarios o la agrupación de comunidades de propietarios, y los arrendatarios ante el incumplimiento del estos, quienes están obligados a presentar los Informes de Evaluación de Edificios. 
Y no hay excepciones. Toda edificación con más de 40 años de antigüedad contados desde la fecha de la terminación total de su construcción u obras de rehabilitación integral deben registrarla en el Consistorio y renovarla cada década. Y pese a que más de la mitad ha optado por no hacerlo, la norma también es clara y avisa de que su falta de presentación tiene consecuencias: obligar a la propiedad a su práctica inmediata, el apercibimiento de multas coercitivas (entre 1.000 y 10.000 euros) o la ejecución subsidiaria y la incoación de un expediente sancionador. 
No obstante, hasta el momento presente no se ha sancionado a ningún inmueble ya que hasta ahora no se ha producido ningún informe desfavorable que entrañe riesgo inminente.
resultados. Más allá del grado de cumplimiento de esta normativa municipal, lo cierto es que la mayor parte de los informes que se han presentado han derivado en resoluciones favorables. De hecho, 1.376 inmuebles han pasado el examen del IEEE y solo 105 han sido desfavorables. Además, hay otros 567 que están aún en tramitación o pendientes de revisión de deficiencias, por lo que la concejalía de Urbanismo aún trabaja en ellos. 
Cuando un IEE es favorable, se anota en el Registro de Edificios y se traslada al propietario el resultado y la obligación de realizar el próximo informe en un plazo de diez años. En caso de ser desfavorable, se detallan las deficiencias a subsanar y el propietario está obligado a ejecutar las obras para solucionar los problemas hallados. Una vez que se comunica el dictamen, hay un plazo máximo de tres meses para solicitar la correspondiente licencia de obras municipal.
De las 467 inspecciones presentadas a unos días de que finalice el plazo, 176 han sido resoluciones favorables y 38 desfavorables, quedando el resto pendientes de contestación, según ha informado la concejalía de Urbanismo.
Según explica el concejal responsable de este área, Luis Fernández Vallejo, «los motivos más frecuentes por los que un informe es desfavorable se refieren a elementos decorativos, como molduras, cornisas, verjas, etc., que pueden desprenderse con riesgo para la vía pública, así como otros relativos a temas estructurales -asientos en cimentaciones, fisuras, etc.- sin un riesgo inminente aparente. También por humedades o deterioros en edificios con cierta edad».
La página web del Ayuntamiento (aytopalencia.es) dispone de un apartado especial con toda la información relativa al Informe de Evaluación de Edificios, tanto para los ciudadanos, como cuestiones técnicas para los profesionales.

 

Fin a las ayudas para costear el informe y las obras posteriores 

Durante los años 2017 y 2018, el Ayuntamiento ofreció dos ayudas a los propietarios y comunidades de vecinos que tenían que afrontar el Informe de Evaluación de Edificios. Una financiaba las obras que solventen IEE negativas y otra para los honorarios de los profesionales que las realizan. 
Sin embargo, en 2019, con cargo al ejercicio 2020, no se han previsto ayudas, habida cuenta de la limitación del presupuesto municipal disponible. «Espero poder contar con ellas en ejercicios próximos, ya que las considero necesarias», reconoce el concejal de Urbanismo, Luis Fernández. La inversión en la realización de un IEE no es demasiado elevada, pero el Ayuntamiento disponía de una línea de subvenciones dotada con 10.000 euros para ayudar económicamente a los propietarios. Esta ayuda iba hasta los 90 euros en los casos de vivienda unifamiliar; y hasta los 50 por cada vivienda plurifamiliar, pero no ha logrado captar la atención de los propietarios. Solo 18 habían solicitado esta ayuda el año pasado. Además, los propietarios que han recibido un IEE desfavorable disponen de una línea de subvenciones con un total de 50.000 euros, para financiar hasta el 65% del coste de ejecución material de las obras, hasta un máximo de 5.000 euros. Ningún palentino había recurrido a esta posibilidad.