scorecardresearch

Disfrute y tranquilidad

Jesús Hoyos
-

Entusiasta del deporte y la cultura, también se deleita con la naturaleza. El abogado Javier Prados comparte con 'DP' sus diez lugares

Disfrute y tranquilidad - Foto: Óscar Navarro

PASIONES La familia, los amigos y el deporte -especialmente la natación-. Aunque entrena diariamente en casa, cree que debería plantearse volver al gimnasio, que dejó con la pandemia. Apasionado de la música, el cine, la cultura y la buena literatura, todo ello aderezado, por supuesto, con un buen café, o varios...

 

TRAYECTORIA Estudió Derecho en Valladolid. Después de un tiempo trabajando en Madrid, donde cursó un máster en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior, volvió  a su ciudad natal, Palencia, en la que ejerce la abogacía desde 2012.

 

1.Parque del Sotillo e Isla Dos Aguas.  «Como amante del aire libre, la naturaleza y el deporte considero ambos los mejores enclaves de los que poder disfrutar en este sentido sin salir de nuestra ciudad. Curiosamente, la Isla Dos Aguas empecé a frecuentarla a raíz de la pandemia, en pleno cierre de los establecimientos y buscando espacios abiertos en los que perderme y desconectar. Ya sea para correr, disfrutar de las vistas junto al río, contemplar diversas especies de aves palmípedas o simplemente disfrutar de un poco de tranquilidad, seguro que no os va a decepcionar».


2.Villalcázar de Sirga. «Un pueblo situado en pleno corazón del Camino de Santiago Palentino y muy especial para mí. Hablar de este sitio es hablar de recuerdos con mis padres, no en vano en la iglesia de Santa María la Blanca celebraron sus bodas de plata. Recuerdo la pasión de mi padre por este lugar y, sobre todo, por la gastronomía del Mesón de los Templarios, con esas comidas de lechazo regado con vino de la tierra y amenizadas por la mítica figura de Pablo Payo el Mesonero y que tanto le gustaban a él».


3.Librería JM.  «Indispensable para un amante de la cultura como yo. Considero que en una ciudad como Palencia es muy importante la amabilidad y el trato al cliente, así como la cercanía. Máxima que yo trato de reflejar en mi día a día profesional pero que cumple como nadie mi amigo Santi, quien regenta esta mítica librería palentina de toda la vida, sita enfrente del instituto Jorge Manrique. No hay más que ver su impresionante escaparate, el cual actualiza día a día y que, sin duda, refleja un cariño enorme por lo que hace. Si piensas que un libro es imposible de conseguir, te aconsejo que pases por la librería JM».


4.La Olmeda.  «La verdad es que para un enamorado de la Historia de Roma como yo, tener algo así en Palencia es una verdadera gozada, no sólo por el tremendo valor que tiene a nivel arqueológico, sino por su increíble estado de conservación. He visto que se repite mucho en esta sección y no es por motivos infundados. Como tampoco lo es que la prestigiosa revista National Geographic lo considerase uno de los doce mayores descubrimientos de la arqueología moderna a nivel mundial».


5.Videoclub Acuario. «¿Dije antes que era un amante de la cultura? Eso, por supuesto, también engloba el cine. Desde niño he estado muy unido a este mítico establecimiento palentino, el cual ha pasado por diversas etapas y ubicaciones. Yo lo conocí en la calle Balmes y rara era la semana que mis hermanos y yo no alquiláramos algún videojuego para la consola NES y luego mi Megadrive. A día de hoy seguimos alquilando alguna película al bueno de Luisma, el dueño, todo un experto cinéfilo y trabajador incansable al que mando saludos cariñosos desde aquí».


6.Astudillo.  «Uno de los pueblos más destacables de nuestra provincia y que, en mi opinión, mejor representa la Castilla tradicional y rural. En Astudillo se encuentra el convento de Santa Clara, el cual data de finales del siglo XIV y de obligada visita si pasas por ahí. Recuerdo con nostalgia las visitas, sobre todo en compañía de mis padres y mis abuelos,  y el cariño que les dispensaban las monjitas, especialmente Toñi, muy querida por ellos».


7.San Juan de Baños.  «Sin duda, uno de los mayores ejemplos de lugares excepcionales que tenemos en nuestra provincia y no conocemos. Hace poco se lo enseñé a mis primos gallegos y la verdad es que quedaron encantados. De origen visigodo, nada menos que el primer templo antiguo de los que se conservan en España. Maravilla dentro de su sencillez, a lo que contribuye el bucólico entorno natural que lo rodea. Dicen que de la fuente de San Juan que se encuentra al lado mana un agua con propiedades milagrosas, pero yo no la he probado así que no puedo dar fe».


8.San Isidro de Dueñas.  «O como se le conoce coloquialmente, el monasterio de la Trapa, también dentro de la zona de Venta de Baños. No sólo destaca por su arquitectura y por su valor histórico, sino por ser nada más y nada menos que el hogar de un santo, San Rafael Arnáiz, del que mi familia es muy devota. Recuerdo con cariño las visitas a este enclave, que culminaban de la mejor manera posible: con un rico chocolate caliente en el puestecillo de La Trapa que se encuentra justo enfrente, cruzando la autovía».


9.Reserva del Bisonte Europeo.  «Ubicada en San Cebrián de Mudá, un pequeño pueblo de la Montaña Palentina, es uno de esos lugares que a mí me resulta impresionante, el cual no esperarías ver en nuestra provincia y que sorprende a propios y extraños. Una reserva natural en la que se trata de preservar de la extinción a este magnífico y majestuoso animal, al que podemos ver a sus anchas en un entorno privilegiado, y que es única incluso a nivel europeo».


10.Bar RQR. «Sito en la plaza Inés de Osorio, para mí es sin duda el mejor ejemplo de lo que es una cafetería familiar y con ambiente tranquilo y acogedor en Palencia, donde acabas conociendo a todos los clientes. Siempre que puedo me escapo para tomar un rico café con leche mientras disfruto de la compañía de Carlos, su propietario y una persona excelente. Si te gusta disfrutar de eventos deportivos televisados tampoco se me ocurre ningún sitio mejor».