La otra Semana Santa de Sahagún

SPC
-
La otra Semana Santa de Sahagún

La localidad leonesa acoge un original programa procesional protagonizado por pasos hechos de palés y muñecos portados por chavales

Declarada de Interés Turístico Regional desde hace más de una década, la Semana Santa de Sahagún (León) atesora, además de siglos de historia, la admiración de quienes la contemplan y la devoción de los que la viven desde dentro, con intensidad y en muchos casos desde la más tierna infancia. Es el caso de Ángel, de 12 años, y Diego, de 14, a quienes su corta edad impedía tener todo el protagonismo o implicación que anhelaban en las procesiones, por lo que decidieron construir sus propios pasos y organizar su particular calendario de celebraciones.

La aventura comenzó en 2015. “Surgió porque veíamos o íbamos a las procesiones y sólo podíamos llevar cosas pequeñas, como una vela, y dijimos que por qué no hacíamos nuestros pasos. Empezamos nosotros y un par de amigos de confianza”, detalla con soltura Ángel, a quien la tradición de la Semana Santa le viene de familia y, por ello, es cofrade desde que nació.

El empeño de los chavales contó con varios aliados, entre ellos Alejandro, el abuelo de Ángel, con quien acondicionó el palé que sirvió de base para su primera creación y al que seguirían unos cuantos más. “Le ponemos debajo listones de madera y hacemos el trabajo de carpintería, recubrimos y después perfeccionamos las andas”, detalla sobre los pasos fundamentale para poner en marcha la estructura.

“Mi tía compra los muñecos, los peina y los decora y mi abuela Pilar hace las vestimentas, igual que las de la Semana Santa de verdad, que las hace ella, pero réplicas pequeñas, mi tío Nacho también ayuda”, detalla sin querer olvidar a quienes hacen posible que, pieza a pieza, hayan conseguido una meta que no se habían marcado.

Santiago, el padre de Ángel, recalca que es algo que “ha mamado y como no había nada para los niños, empezó con su abuelo a preparar los pasos. Empezaron con uno, hicieron alguno más y luego la réplica de todos los pasos de Sahagún”. El del caballo de Longinos, el soldado que según la tradición cristiana traspasó con una lanza el costado de Jesús, es su favorito.