Arranca la obra para revitalizar la plaza Vieja de Saldaña

A. Benito
-

El objetivo de la intervención es obtener una superficie más uniforme que ayude a mejorar la accesibilidad y promueva el desarrollo comercial así como el aprovechamiento turístico de la zona

Arranca la obra para revitalizar la plaza Vieja de Saldaña

Hace unos días comenzaron en Saldaña las obras para la restauración y revitalización funcional de la plaza Calvo Sotelo, conocida popularmente como plaza Vieja, una actuación que supondrá un desembolso total de más de 300.000 euros, de los cuales un 70 por ciento será con cargo al 1,5% Cultural financiado por el Ministerio de Fomento para la conservación del patrimonio arquitectónico.
Con el inicio de esta intervención, cuyo principal objetivo es mejorar la accesibilidad de este espacio, el Consistorio saldañés pone en marcha uno de sus proyectos más polémicos. Una reforma que al afectar a uno de los rincones más emblemáticos de la localidad fue recibida en un primer momento con escepticismo, pero que con el paso del tiempo y gracias a las explicaciones ofrecidas desde el equipo de Gobierno parece haber sido aceptada por los vecinos.
"Los primeros interesados en que esta obra quede bien somos nosotros", apunta el alcalde de la localidad, Adolfo Palacios, que también indica que hace algunas semanas mantuvo una reunión con quienes viven en la plaza para explicarles los pormenores de una intervención "blanda y sin maquinaria pesada" que tratará de dar como resultado una superficie más uniforme. "El canto rodado es muy bonito, pero muy irregular, por eso vamos a emplear el mismo material aunque aplicado de una forma distinta para que quede más liso", añade el primer edil.
"Además, aprovecharemos para sustituir las tuberías de abastecimiento y saneamiento y dejaremos todo preparado para el momento en que Iberdrola tenga a bien soterrar el cableado", continúa el regidor norteño. Este también asegura que la finalidad es conseguir una plaza "de estética semejante a la actual, pero más funcional", así como promover el desarrollo comercial de la zona. 
En este sentido, está prevista una segunda fase que pasaría por renovar las fachadas que integran el espacio y desarrollar una nueva ordenanza municipal para regular la instalación de terrazas, así como homogeneizar el mobiliario urbano, todo con la intención de potenciar el pasado y la arquitectura medieval de Saldaña. 
plazos y peatonalización. Tal y como anunciaron desde el Consistorio, la intervención se ha iniciado inmediatamente después de celebrarse las Fiestas de Nuestra Señora la Virgen del Valle y el objetivo es que culmine "en el plazo de unos tres o cuatro meses", tal y como informa Palacios.   
Cabe señalar, por último, que una vez concluida la actuación, se limitará el tráfico rodado y se restringirá el aparcamiento, de tal forma que solo podrán estacionar quienes estén en servicio de carga y descarga. La intención es, en definitiva, peatonalizar el sector por grados de aplicación, atendiendo a las necesidades puntuales de cada zona y a su relación con el resto del casco urbano.