scorecardresearch

Bandas de honor por su papel en la pandemia

Carlos H. Sanz
-

La Asociación de Vecinos del barrio del Campo de la Juventud homenajea a las palentinas Raquel de los Mozos, Amaya Rodríguez, Ana Herrero y María del Rosario Diez

Bandas de honor por su papel en la pandemia - Foto: Sara Muniosguren

Reconocer el trabajo por la comunidad de las mujeres palentinas. Ese es el espíritu que desde hace nueve años guía a la Asociación de Vecinos del Campo de la Juventud a celebrar un acto de homenaje, que en su última edición, la de ayer, tuvo lugar en la iglesia del Corazón de María. Ese fue el escenario en el que Raquel de los Mozos, Amaya Rodríguez, Ana Herrero y María del Rosario Diez recibieron su banda dorada, la misma que a perpetuidad fue concedida por el rey Juan I de Castilla, en el año 1388, a todas las mujeres de Palencia  por la valentía demostrada ante el ataque de las tropas galas, al mando del duque de Lancaster.

«Este año hemos querido reconocer el esfuerzo que por la pandemia han tenido que realizar distintas mujeres en sus respectivos campos», aseveró la presidenta del colectivo vecinal, María Ángeles López, quien también detalló los méritos de cada una de ellas.

Así, la primera en recibir la banda de honor fue Amaya Rodríguez Sanz, gerente de la asesoría laboral Afyse y abogada laboralista, por su labor a la hora de «aplicar la normativa que cada día se modificaba por las relaciones laborales que tenían los trabajadores de las empresas que gestionaban, con el agravante de que muchos de sus clientes podrían cerrar y ver su cartera de clientes menguada», explicó la presidenta del colectivo vecinal.

A la periodista Ana Herrero Mesiert, una de las voces de Onda Cero Palencia, se le impuso la banda de honor «porque día tras día siguió informando». «Como muchos de los redactores de los distintos medios de comunicación, tuvieron que llevar la oficina a casa, siendo todos los oyentes, lectores y telespectadores testigos de ello. Fueron nuestros ojos y oídos en ese encierro que supuso el confinamiento y gracias a todos ellos lo llevamos mucho mejor», aseveró la presidenta vecinal.

En la persona de María del Rosario Diez Rodríguez quiso el Campo de la Juventud homenajear a los pequeños municipios, que «pese a las restricciones supieron conjugar la cultura con la seguridad para sus vecinos, y les llevaron actos y entretenimiento seguro». «La alcaldesa de Autilla del Pino es una trabajadora incansable para llevar a su municipio exposiciones y actos a nivel internacional, además de ser una excelente colaboradora con la asociación», sostuvo López.

Y, finalmente, la última banda de la edición correspondió a la sanitaria Raquel de los Mozos, «como símbolo de lo que un familiar puede sufrir cuando su progenitor fallece de Covid sin poder atenderle, ni velarle, y, prácticamente, sin saber qué le pasaba, pues fue de los primeros palentinos en contagiarse y fallecer en la más absoluta soledad».

Un homenaje que se hizo extensivo a su padre, Fernando de los Mozos, muy querido por la asociación por ser un colaborador  incansable siempre dispuesto cuando se le necesitaba. «Raquel ha quedado huérfana, pero el legado de su padre la mantiene unida a nuestra asociación», sentenció María de los Ángeles López.

La gala terminó con la representación teatral de la obra de José Zorrilla, A buen juez, mejor testigo, a cargo de la Asociación Cultural Doña Constanza y con la participación de la soprano, Soraya Pérez.