El plan ciclista arranca con 42 aparcabicis y cuatro parking

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento licita el contrato de la primera fase con una inversión máxima de 203.287,63 euros , que también incluyela señalización horizontal de itinerarios ciclables y el repintado de parte de los existentes

El plan ciclista arranca con 42 aparcabicis y cuatro parking - Foto: Sara Muniosguren

Dentro del reto que afronta el Ayuntamiento de «integrar la utilización de la bicicleta en la movilidad cotidiana, reforzando un sistema de transporte no motorizado, además de favorecer el uso recreativo, deportivo y turístico de la bicicleta», desarrolló un plan de movilidad ciclista, cuya primera fase ha sacado ya a a licitación.
La intención del equipo de Gobierno de Cs y PP es invertir en esta primera fase un máximo de 203.287,63 euros (IVAincluido), de los que la mitad se financiarán con cargo a los fondos europeos del Edusi, y con los que se pretende realizar tres acciones muy concretas:la señalización horizontal de itinerarios ciclables, el suministro e instalación de aparcabicis sencillos; y la puesta en marcha de cuatro parques automáticos vigilados de bicicletas.
Según consta en los pliegos técnicos del contrato que ha sacado a concurso el Ayuntamiento, y al que las empresas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 16 de agosto, la actuación que más inversión requerirá -116.821,72 euros- será la señalización horizontal, que consiste en el suministro y pintado de las vías ciclables en calzada, y el suministro y aplicación de una capa de protección de pavimento urbano de coloración roja y verde sobre los carriles bicis y peatonales periurbanos existentes.
Más concretamente, el Ayuntamiento identificará las vías ciclables en la calzada con dos líneas longitudinales discontinuas separadas y el pictograma de una bicicleta. En total, se pintará 239 bloques en las confluencias de las calles que se definirán como recorridos ciclables.
En cuanto al repintado de los carriles-bici, el Consistorio se centrará en los de las inmediaciones del complejo deportivo de Isla Dos Aguas, peatonal incluido, y consistirá en la reparación de fisuras, acondicionado de la superficie y repintado.
aparcabicicletas. La segunda actuación del plan de movilidad en bicicleta que se llevará a cabo en esta primera fase será la instalación de un mínimo de 42 aparcabicis de tipo arco, similares a los que hay en la calle Mayor, por ejemplo. A la hora de elegir su ubicación, el Consistorio dará prioridad a que se ubiquen en las proximidades de los centros de estudio (colegios e institutos), en los centros sociales, en las bibliotecas y zonas de ocio, entre otros.
Serán tubos de acero inoxidable  que se empotrarán en el suelo mediante resina u hormigón. La lista de ubicaciones va desde el colegio público Juan Mena a las pistas de fútbol sala del paseo de la Julia, pasando por institutos, la UNED, las comisarías de Policía Local y Nacional, la mayor parte de los centros deportivos, el Salón, la plaza Mayor y sus inmediaciones, la calle Mayor Antigua y San Miguel o el paseo del Salón, por nombrar algunos. 
 El importe previsto para la contratación de estos aparcabicicletas individuales asciende a un máximo de 18.994,53 euros, según consta en el pliego de condiciones que se exige a las empresas que opten a este concurso público.
aparcamientos. La tercera y última actuación que contempla la primera fase de Plan de Movilidad Ciclista es la de sustituir los cuatro aparcamientos de bicicletas existentes en la ciudad por otros automáticos. Concretamente, se trata de las estructuras olvidadas del servicio de alquiler de bicicletas que se puso en marcha con escaso éxito durante el último gobierno socialista.
El Ayuntamiento ya renovó el de la plaza de San Pablo, el cual ha tenido una gran aceptación entre los usuarios, y con este contrato confía en renovar los que existen en la avenida Derechos Humanos, la plaza Pío XII, el pabellón Diego Cosgaya -en la calle de Isaac Peral, en el barrio del Campo de la Juventud- y en la zona de la universidad.
Estos aparcamientos deberán ser cubiertos y contar con un sistema videovigilado. Deben tener capacidad para un mínimo de 14 bicicletas, y contar con una puerta motorizada con desbloqueo para intervención manual en caso de avería del motor o desconexión eléctrica e iluminación led.
Además, la empresa debe proveer un sistema de autorización para el acceso a la web para altas y bajas de usuarios, la apertura a través de una aplicación móvil gratuita, formación y soporte técnico y una pasarela de pago segura. Estos cuatro aparcamientos costarán a la ciudad un máximo de 67.471,38 euros.
La empresa que se haga con este contrato deberá suministrar e instalar los aparcamientos, los aparcabicis individuales y la pintura de los carriles-bici en un plazo máximo de tres meses, según recogen los pliegos.