Bankia dispara sus beneficios un 39%

SPC
-
Bankia dispara sus beneficios un 39% - Foto: J.J. Guillén

La entidad presidida por Ignacio Goirogolzarri gana 703 millones de euros el año pasado y elevará un 5% el dividendo por título que repartirá a los accionistas, hasta los 357 millones

Bankia ganó 703 millones de euros en 2018, el 39,2 por ciento más que el año anterior, gracias entre otras cosas a la integración de Banco Mare Nostrum (BMN), lo que va a permitir a la entidad elevar un cinco por ciento el dividendo por título y repartir entre los accionistas 357 millones de euros frente a los 340 de 2017. Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que están muy satisfechos con los resultados obtenidos en un entorno de tipos de interés muy bajos. 
En términos ordinarios, el beneficio de Bankia el año pasado alcanzó los 788 millones a los que hay que descontar una dotación extraordinaria de 85 millones por la venta de una cartera de activos improductivos por valor de 3.070 millones, que permitirá ahorrar 200 millones en los tres próximos años. 
La integración de BMN fue clave en el pasado ejercicio. Goirigolzarri la calificó de «muy importante» desde el punto de vista estratégico y destacó como se logró completar en «un tiempo récord y de forma magnífica». Eso sí, supuso mayores gastos de explotación para la entidad, que crecieron casi el 21 por ciento, pero permitió «la captura de sinergias» por valor de 130 millones de euros «frente a los 66 que se preveían», señaló el presidente. 
La operación también hizo posible aumentar el dinamismo comercial del banco que, al final de ejercicio, logró elevar la base de clientes, conceder más hipotecas y créditos al consumo y crecer en negocios de valor añadido como los medios de pago y gestión de activos. 
De esta manera, Bankia consiguió subir el número de clientes en 120.000, de los que 103.000 tienen los ingresos domiciliados, es decir, presentan un alto grado de vinculación con la firma. Además, según destacaron los gestores de la entidad, se produjo un incremento del ritmo de digitalización, de tal manera que al cierra de 2018 el 45 por ciento de los clientes eran digitales y algo más de 25 de cada cien ventas de productos se hicieron por esta vía, lo que implica un crecimiento del 10 por ciento. También las hipotecas crecieron un s por ciento hasta los 2.928 millones de euros y los créditos al consumo aumentaron el 13 por ciento, como la financiación empresarial.