El PP cierra filas a favor de la gestión sanitaria de Sáez

SPC
-
El secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El Partido Popular acusa a Sánchez de «paralizar» la financiación, mientras el PSOE pide la reprobación y cese del consejero de Sanidad y Podemos llama a un «pacto comunitario»

El Partido Popular salió ayer en defensa de la gestión sanitaria de la Junta, que «apoya y aprueba», tras ser cuestionada por miles de castellanos y leoneses que salieron a la calle el pasado fin de semana en Valladolid y culpa al Gobierno central de no facilitar una solución a través de la reforma del sistema de financiación autonómica, que se encuentra «paralizada». No obstante, tanto el presidente de los populares, Alfonso Fernández Mañueco, como su número dos, Francisco Vázquez, reconocieron ayer que «se puede mejorar», y ello se hará de la mano con los profesionales y con los alcaldes.
Frente a ello, la oposición continúa exigiendo la dimisión del consejero de Sanidad, Antonio Sáez. El PSOE anunció ayer mismo que en el primer pleno de las Cortes pedirán la reprobación y el cese de Sáez, mientras el secretario autonómico y portavoz de Podemos, Pablo Fernández, reclamó un «acuerdo global» entre partidos políticos y plataformas para atender las demandas de la calle.
El secretario regional del PP, Francisco Vázquez, expresó el «respeto absoluto a los manifestantes», pero precisó que uno de los problemas, no sólo de la sanidad de Castilla y León, sino de España, es la financiación, de lo que responsabilizó al Gobierno por tener parada su reforma.
Después de subrayar que la valoración de los usuarios está entre las mejores, Vázquez afirmó que le «produce tristeza» que la oposición de izquierdas haya aprovechado la protesta como un «acto electoralista» y les recomendó que «miren la viga en el ojo ajeno para luego ver la mota en la Comunidad», en referencia a la sanidad en los territorios gobernados por los socialistas.
El PSOE, por su parte, considera que al PP «se le ha acabado el tiempo» y, además de pedir la reprobación y cese del consejero, se reclamará la «corrección» de las medidas en materia sanitaria adoptadas por la Junta, según declaró la secretaria autonómica de Organización, Ana Sánchez.
La problemática sanitaria fue el único punto del orden del día del comité electoral del PSOE celebrado ayer en Valladolid, en el que se pusieron sobre la mesa los «retos inmediatos» con una cuestión «de primer orden» que se va a convertir en el «epicentro» de la política durante los próximos meses, con especial atención a su «desmantelamiento».
Por su parte, el secretario autonómico de Podemos, Pablo Fernández, apuesta por que todas las fuerzas políticas «se sienten en una mesa» con los representantes de las plataformas en defensa de la sanidad pública para lograr un acuerdo global en defensa de la sanidad en Castilla y León con el fin de «estar a la altura» de las reclamaciones de toda la población. Igualmente, pidió a la Junta que no desdeñe el clamor ciudadano y se abra a un «acuerdo comunitario».
Finalmente, el propio consejero de Sanidad se comprometió a escuchar las demandas de la calle, pero recordó que la Junta ya trabaja en solucionar la principal reivindicación, la falta de médicos, con la reactivación de las oposiciones.