scorecardresearch

Homenaje por el éxito

David del Olmo
-

El Palencia Rugby Club fue reconocido en el pabellón municipal por su ascenso a División de Honor B

Homenaje por el éxito - Foto: Sara Muniosguren

El Palencia Rugby Club jugará la próxima temporada en la División de Honor B, después de lograr el ascenso desde la Liga Asisa de Castilla y León, de la que se acaba de proclamar campeón, por lo que en la tarde de ayer recibía un más que merecido reconocimiento institucional.

Fue en el pabellón municipal de los deportes, que sirvió como recurso de última hora una vez más para recibir a los campeones ante la lluvia que se esperaba (y cayó) durante el acto. Allí acudieron los miembros de la plantilla, cuerpo técnico, directiva y también integrantes de la cantera del club (estos, sentados en la grada, arropando a su club), junto con las autoridades municipales y provinciales palentinas.

INSTITUCIONES. El concejal de Deportes, Víctor Torres, iniciaba el turno de palabra ante los protagonistas.

Homenaje por el éxitoHomenaje por el éxito - Foto: Sara MuniosgurenEl responsable de la parcela deportiva del Ayuntamiento de la capital daba la enhorabuena al equipo «por hacer historia en el deporte palentino», por sus «años de trabajo, muchos de ellos en la sombra», de labor con la cantera y de «hacer equipo». Recordaba que la campaña 2019-20, detenida por la pandemia en un primer momento y luego acabada, «fue un exitazo». En ella el equipo palentino se quedó a un solo triunfo de lograr el ascenso, superado en el último duelo por el conjunto navarro de La Única. Al final de 2020 el club era elegida la Mejor Entidad Deportiva del año.

Yen la que acaba de finalizar, lograba dominar la competición autonómica sin tener rival (ganó todos sus encuentros de la temporada) y, ante la renuncia del Durango, se quedó sin poder ganar el ascenso sobre el terreno de juego, como deseaba. Y logró los éxitos, además, «sin tercer tiempo», que no se ha podido llevar a cabo en el último año y medio por la necesaria responsabilidad.

Javier Garrido, Garri, el entrenador del equipo, tomaba la palabra para recordar que ya han pasado «siete años desde que empezamos el proyecto deportivo. Creíamos que con jugadores de Palencia y de Castilla y León podíamos llegar a la División de Honor B». Parecía «que no iba a llegar. Pero en el año que parecía más difícil, el club dio un paso adelante».

Homenaje por el éxitoHomenaje por el éxito - Foto: Sara MuniosgurenGarri espera que este ascenso «sirva para poner a Palencia en un lugar muy alto» y «que todos estéis en esta melé para ayudarnos».

Roberto Cantera, el presidente de la entidad, también  buscaba recuerdos, de hace unos años, cuando «lanzamos un lema en el club, Palencia es rugby. Llegar al rugby de elite parecía un sueño lejano. Yeste año lo más difícil ya era tener equipo». Hacía balance de los últimos meses, donde primero «perdimos en septiembre la fase de ascenso ante La Única» y luego «hemos ganado los 10 partidos de la liga. Cada jugador que ha salido un minuto ha dado la cara».

Y no se olvidaba de sus categorías inferiores, que observaban desde la grada de la instalación municipal: «esperamos que la cantera nos vea como un espejo».

Homenaje por el éxitoHomenaje por el éxito - Foto: Sara MuniosgurenFrancisco Pérez, el diputado de Deportes, hacía memoria. Hacía mención a 1970, donde «algunos alumnos del Jorge Manrique se reunían para jugar a un deporte considerado entonces de hooligans y solo de hombres. Algo que afortunadamente  ha cambiado».

Y mencionaba el 1993, «donde el club florecía para crecer y llegar a lo que sois ahora».

Valoraba Pérez también que «el Palencia Rugby Club ha luchado para poder ser campeón de Castilla y León en una temporada  más complicada que nunca». Y concluía indicando que «sois un referente para nuestros jóvenes».

Homenaje por el éxitoHomenaje por el éxito - Foto: Sara MuniosgurenCerraba las intervenciones el alcalde de la capital, Mario Simón, quien se comprometía a «seguir apoyando en todo lo que podamos». Y les deseaba, de cara a su estreno en la División de Honor B, que «sobre todo disfrutéis la temporada».

OBSEQUIOS. A continuación, y antes de la imagen de todos los protagonistas posando con las autoridades, se intercambiaban los obsequios de rigor.

El presidente del Palencia Rugby Club, regalaba a los tres responsables políticos reproducciones de una obra (cuya temática no podía ser otra que el deporte del balón oval) del pintor Fernando Escobar. Y las instituciones regalaban a todos los integrantes del club una representación de la torre de San Miguel con un balón de rugby y, para el club, una placa y una reproducción a escala de la fachada del Palacio Provincial.

En definitiva, una tarde para celebrar el éxito de un club y un deporte que lleva muchos años trabajando para acercarse a la elite nacional y brindar a sus aficionados el mejor espectáculo. Ypor fin llegó ese momento.