Ángel Esteban, el mejor ojo del condado

E.M.
-
Ángel Esteban, el mejor ojo del condado - Foto: Á“scar Navarro

El evento de Monzón de Campos superó las expectativas en su décima edición, en la que se insistió en la importancia de potenciar un producto de buen sabor y muchas propiedades

«¡Al bulto, al bulto... seis kilos!» Esta fue la frase que decenas de personas pronunciaron en la tarde de ayer en el centro social de Monzón de Campos, donde se celebró un año más el Torneo Nabero dentro del programa de fiestas de San Blas y bajo la iniciativa del Centro de Iniciativas Turísticas Bajo Carrión y Ucieza en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad.
Los casi doscientos participantes tuvieron que decir a ojo de buen cubero, que es lo mismo que los lugareños llaman al bulto, el peso de las cestas llenas de nabos, un producto muy de la localidad y a la que se busca sacar todo su rendimiento, tanto a nivel festivo y turístico, como gastronómico.
Este acto, que cada año cuenta con mayor afluencia de público y de participantes, estuvo muy animado durante el pesaje de las cestas. Tras una primera ronda, en la que se puso a prueba a los participantes con una cesta de nabos de 8,800 kilos de peso, se seleccionó a los veinte concursantes que más se aproximaron a esta cantidad sin pasarse.
La segunda cesta, de 5,100 kilos, sirvió para seleccionar a los nueve finalistas, de los que salieron los tres ganadores que mejor localizaron el peso de una pequeña cesta de 1,450 kilos.
Manuel Ángel Esteban, vecino de la capital, se alzó con los 150 euros del primer premio, mientras que los 100 euros del segundo galardón fueron para Anselmo Álvarez y Santiago Alonso se hizo con los 50 euros como tercer finalista. «He participado numerosos años y siempre me he acercado bastante, pero este año lo he pensado más y parece que he tenido más tino», destacó el ganador.
Por su parte, la responsable del CIT Bajo Carrión-Ucieza, Purificación López, insistió en «la diversión que supone cada año este evento, uno de los más esperados en la localidad». Además, aprovechó para recordar las bondades del nabo, así como sus propiedades gastronómicas, al tiempo que reivindicó un mayor uso de esta hortaliza en los menús diarios de las familias de la provincia.
Además, durante el acto se hizo entrega del premio al Mejor Hortelano de Nabos del Condado de Monzón 2019, que en esta ocasión recayó en José Silva.
Tras el concurso se procedió a encender la hoguera de San Blas, alrededor de la cuál se repartieron  sopas de ajo, patatas y huevos, antes de dar paso a la música de los 80 a cargo del grupo Perversiones.
Para la jornada de hoy se ha organizado un paseo por el término municipal de Monzón que se iniciará a las once de la mañana y  que contará con la presencia del guía Nicolás Villa.