Las subvenciones a los partidos descienden un 36% desde 2007

SPC
-

El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, reitera la necesidad de regular el sistema de financiación con microcréditos y el 'crowdfunding' a las formaciones políticas

MarioAmilivia (c), durante su intervención en la Comisión de Economía de las Cortes para presentar el informe. - Foto: Ical

Las subvenciones por las elecciones a las Cortes de Castilla y León –tanto por los resultados electorales como por los envíos directos- han caído un 36 por ciento entre los comicios de 2007 y los últimos del año pasado, al pasar de los 2,1 millones registrados hace más de una década a los 1,3 millones de las elecciones de mayo. La reducción se produce pese a que las formaciones políticas con representación en el Parlamento autonómico son esta legislatura ocho frente a las tres del año 2007. En comparación con los anteriores comicios de 2015, el descenso del importe sufragado fue del 8,1%. Unas cifras que puso ayer de manifiesto el Consejo de Cuentas en su informe, presentado en las Cortos, y donde evidencian que los 1,3 millones subvencionados solo suponen el 49% de los recursos totales disponibles, que permite el ordenamiento jurídico. Algo que, según su presidente, Mario Amilivia, puede estar relacionado con la concurrencia el año pasado de las campañas nacional y autonómica, por lo que algunos gastos de los partidos pudieron ser imputables a la cita general. Por otro lado, ninguna formación política ha superado los límites de gastos previstos para las elecciones a las Cortes, informa Ical.
El informe recoge una serie de recomendaciones, algunas de ellas se repiten al estar ya contempladas en el texto de 2015, como la necesidad de regular el sistema de financiación a través de las plataformas digitales de financiación colectiva para los partidos como los microcréditos y las campañas de crowdfunding. Una financiación que, recordó Amilivia, no está «expresamente contemplada» en la legislación actual sobre la financiación de las formaciones políticas. «Es una recomendación que ya se ha dado, por lo que espero que para la próxima campaña electoral se ha haya resuelto desde el punto de vista normativo», apuntó.
Cuentas también apuesta por definir «con mayor detalle» los gastos electorales regulados en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, con el objetivo de limitar «a lo imprescindible» el desembolso de los partidos para acometer la campaña.

El PSOE reciben más que el resto de partidos juntos
Mario Amilivia precisó que la reducción de las subvenciones se produce en un escenario en que los importes que la Comunidad sufraga los gastos ocasionados a los partidos no sufrieron variación con respecto a las últimas convocatorias electorales. Es decir, 10.205 euros por escaño; 0,40 euros por voto conseguido por cada candidatura que obtuviera, al menos, un escaño; y 0,19 euros por elector. Con estas cantidades y a la vista de los resultados en las urnas, el Partido Socialista percibió 813.460 euros; seguido del PP, con 277.256 euros; mientras que a Ciudadanos le correspondieron 202.619 euros; Vox, 13.098 euros; Podemos-Equo, 31.753; UPL, 57.011 euro, y Por Ávila (XAV), 2.324 euros. De esta forma, el PSOE recibió más fondos que el resto de partidos con representación juntos.