Un viaje al corazón de la música

EFE
-

Gustavo Dudamel maneja la batuta en 'Symphony', una muestra que inicia su andadura en CosmoCaixa Barcelona

Presentación del proyecto que comanda el prestigioso director venezolano. - Foto: David Zorrakino

Unas gafas de realidad virtual es lo único que necesita el espectador para viajar al corazón de la música clásica de la mano del prestigioso director de orquesta Gustavo Dudamel en Symphony, un proyecto itinerante que se inaugurará hoy en CosmoCaixa Barcelona.
Tecnología y arte son la materia prima de este curioso experimento, que quiere ser «una llave que abra las puertas de la música clásica a las nuevas generaciones y a las comunidades, porque la música y la belleza es un derecho que debe estar al alcance de todos», según afirmó ayer en Barcelona el maestro venezolano.
En Symphony, la realidad virtual traslada al espectador al interior de una orquesta sinfónica dirigida por el propio Gustavo Dudamel en el Gran Teatre del Liceu de la Ciudad Condal.
Un viaje al corazón de la músicaUn viaje al corazón de la música - Foto: David ZorrakinoAntes de que coger la batuta, Dudamel invita al espectador a dejarse llevar por los acordes, mientras los músicos guardan silencio a su alrededor, esperando la indicación del director.
En cuanto llega esta indicación, los intérpretes tocan las primeras notas de la Quinta Sinfonía de Beethoven y el espectador empieza a disfrutar de la melodía mientras ve muy de cerca a cada uno de los intérpretes o busca nuevas perspectivas de lo que ocurre a su alrededor.
Tras este inicio espectacular, la película lleva al espectador al interior de los instrumentos y a un mundo onírico que acompaña las partituras de Beethoven interpretadas por la Mahler Chamber Orchestra.
«La música en vivo es algo único, pero la tecnología también es un recurso maravilloso que en estos tiempos puede ser muy necesario», señaló Dudamel, en referencia a la crisis del coronavirus.

 

"Sanadora"

El proyecto empezó a gestarse hace cuatro años, cuando nadie esperaba que el 2020 fuera el año de la COVID, pero «quizás no haya sido casualidad que hayamos finalizado el proyecto precisamente este año», comenta el director, que cree que Symphony puede ser especialmente útil en un momento en el que es difícil disfrutar de un concierto en directo, pero seguimos necesitando la música «porque es sanadora». «Espero que esta película sirva para abrir el apetito de las nuevas generaciones y conseguir que no vean la música clásica como algo antiguo», añade.
Symphony empezará su andadura en Barcelona, donde estará hasta el 8 de octubre, y después iniciará una gira que recorrerá un centenar de ciudades de España y Portugal.
«Nuestro objetivo es que lo vean unas 200.000 personas cada año durante los próximo diez», apunta la directora general adjunta de la Fundación «la Caixa», Elisa Duran.
Un total de 450 personas han trabajado en el proyecto que ha dirigido Igor Cortadellas y que coincide con el 250 aniversario del nacimiento de Beethoven.
La música de Gustav Mahler y Leonard Bernstein también está muy presente en «este poema visual que pone la tecnología al servicio de la cultura», según detalla Cortadellas.
«En estos tiempos difíciles, la música cobra importancia porque necesitamos momentos de encuentro e inspiración», agrega Dudamel.
En los últimos meses, el director ha seguido conectado con sus músicos por internet y ha logrado dirigir en directo algún concierto extraordinario.
«Los conciertos suenan distintos ahora, porque todo se ha convertido en algo especial. Hay épocas en las que crees que lo controlas todo y las experiencias se convierten en rutinarias, pero ahora eso es imposible que pase», reflexiona
El músico también quiso tener unas palabras de aliento para su país, Venezuela, que «atraviesa por una situación muy compleja, agravada más aún por lo que está pasando en todo el mundo». «Es triste ver todos esos egos y esos desencuentros, pero yo mantengo la fe porque mi país es fuerte y estoy segura de que saldrá adelante», augura el director de orquesta.