Quejas en la CL-615 tras 43 años con el mismo límite

O. H.
-

Los alcaldes de las localidades junto a esta carretera han manifestado su oposición a esta medida que los «aleja»

La orden 19.711, de 11 de octubre de 1976 es el origen en la que se asentaba la velocidad máxima en las carreteras con 1,5 metros de arcén practicable en 100 km/h. Velocidad que se mantuvo igualada con la de las autovías hasta 1980, cuando estas elevaron hasta los 120.
Pero como ahora, aquellas carreteras vieron reducida su velocidad, fijada hasta entonces a 110 km/h (el coche del año fue el Talbot 150), por los 130 de las autovías. Entonces bajada de la máxima no fue la seguridad, sino la crisis del petróleo. 
Ahora, el cambio vuelve a restar 10, para enfado de varios alcaldes que, desde que se propuso la medida, han mostrado su malestar, como es el caso del regidor de Velilla, Gonzalo Pérez. La carretera que une esta localidad, y Guardo, Saldaña o Carrión, como cabeceras, con la capital es la más afectada, con 91 km y sin la posibilidad de circular por una autovía, de forma que asegura que «les aleja» de la ciudad. Según Tráfico, serán cinco minutos más de viaje.