Podemos y Equo presentan su confluencia e invitan a IU

SPC
-

Pablo Fernández, Pepa Bueno y Jorge Casas anteponen el proyecto de transformación social y ecologista sobre los números en las listas

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández (D), y los portavoces de Equo Pepa Bueno (C) y Jorge Casas (I) presentan la candidatura de confluencia. - Foto: Ical

Podemos y Equo Castilla y León presentaron hoy su confluencia para las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo con la que aspiran a conseguir una mayoría más amplía que la actual, que facilite un Gobierno de cambio en la Comunidad, en una alianza en la que dejan la puerta abierta a Izquierda Unida.

La confluencia, que casi con toda seguridad se denominará Unidas Podemos-Equo, se presentó de manera oficial esta mañana en la sede de Podemos por el secretario general de este partido, Pablo Fernández, y los coportavoces de Equo, Pepa Bueno y Jorge Casas, después de que los afiliados de la formación verde se decantaran en primarias por acudir en coalición con Podemos.

“Es una extraordinaria noticia. Es uno de los días más importantes de mi trayectoria política”, afirmó Pablo Fernández en declaraciones recogidas por Ical, que calificó de “fructífero” el acuerdo para ambas formaciones, pero en particular para los ciudadanos de Castilla y León. El objetivo es “unir fuerzas y caminar de la mano para el cambio en la Junta”, explicó el líder de Podemos, que expresó la aspiración de contar tras el 26M con una mayoría más amplía que la conseguida en 2015.

Como un “honor y un compromiso” con una “fuerza hermana” presentaron Bueno y Casas el acuerdo, si bien lamentaron que en las autonómicas no se haya mantenido el acuerdo marco de las generales para haber concurrido con IU, como era su deseo y para lo que han trabajado, aunque ni ellos ni Fernández cerraron la puerta a la formación de Sarrión, pese a que éste ya presentó su alianza con Anticapitalistas (antes con Podemos) y Tierra Comunera-Partido Castellano.

Equo aporta al proyecto la ecología política en un momento de auge en Europa de medidas ante el cambio climático, explicó Casas, que añadió que coinciden en que el programa electoral recoja la apuesta por la transición ecológica, el rechazo a proyectos como las minas de uranio y las macrogranjas, la lucha contra la despoblación y la gestión pública de los servicios básicos, a lo que Fernández unió el apoyo a pymes y autónomos.

Ante la falta de acuerdo con IU, Bueno manifestó que cada partido lo tendrá que explicar y puso en valor el trabajo de Equo a favor de la confluencia a tres, que es lo que les hubiera gustado, por lo indicó que pidieron la opinión de las bases que se decantaron por ir, en esta ocasión, con Podemos.

No obstante, los tres dejaron la puerta abierta a IU ante “el enorme grado de coincidencia programática” con la que también calificaron de “fuerza hermana” y expresaron el deseo de hablar con todos después de las elecciones en base a propuestas comunes para articular un Gobierno de cambio en Castilla y León.

“La ciudadanía está cansada de falsas promesas y de que se venda humo”, aseveró Pablo Fernández, que prometió llevar a la práctica lo que recojan en su programa electoral y hablar con todos, si bien se refirió a las “dificultades” con el PP al estar en las “antípodas” de Podemos-Equo y con Ciudadanos por su proyecto neoliberal y por haber sido una “alfombra naranja” de los populares en las comisiones de investigación.

Según Fernández, después de las elecciones tendrán que hablar con todos para “ir a una mayoría suficiente alternativa al Partido Popular”, en la que incluyó a IU -”es más lo que une que lo que nos separa”- y al PSOE, en base a propuestas concretas.

Candidaturas

Respecto de cómo se configurarán las candidaturas de esta alianza, los coportavoces de Equo colocaron el proyecto de transformación social y ecologista por encima de los números en éstas y el líder de Podemos manifestó que “encajan sin problemas” en las listas que presenten. Pablo Fernández puso en valor el acuerdo entre fuerzas políticas en un momento en que se vive una crisis en Ciudadanos y en que en otros partidos hay una “jaula de grillos”, donde se refirió al PSOE y las diferencias sobre las políticas demográficas entre Óscar Puente y Luis Tudanca.

Podemos y Equo van en confluencia en las elecciones autonómicas pero en las municipales no es así, ya que en Ávila el partido verde ha optado por IU y en Valladolid y Burgos por Toma la Palabra e Imagina, respectivamente, en las que está Izquieda Unida. Con Podemos va en Segovia y Palencia, mientras que en Soria y León no está decidido y en Zamora, donde gobierna, IU va en solitario. Sólo en Salamanca se ha conseguido la confluencia a tres entre Ganemos, Podemo, IU y Equo.

Ante ello, Casas dependió la soberanía de las provincias en un partido que calificó de “radicalmente democrático” para decidir su mejor opción y Fernández también valoró la “claridad y descentralización” en la articulación de las candidaturas locales.