Contratará a un auxiliar administrativo de lengua de signos

ALBERTO ABASCAL
-

Este contrato será el primero que se realiza de estas características en la historia del Ayuntamiento · Se efectuará a través del Plan de Empleo Municipal 2019

Contratará a un auxiliar administrativo de lengua de signos - Foto: Ángel Ayala

El Ayuntamiento de Palencia procederá a contratar  a un auxiliar administrativo con conocimientos en lengua de signos para atender las dependencias municipales.
El contrato estará formalizado antes del 31 de agosto y se llevará a cabo a través del Plan de Empleo Municipal 2019 por un periodo de un año. Este contrato será el primero que se realiza de estas características en la historia del Ayuntamiento de Palencia.
La concejala de Organización y Personal, Carolina Gómez, ha mostrado desde hace tiempo su preocupación en este aspecto, dado que la administración carece de este personal para poder atender a personas con dificultades auditivas. 
Ha expresado que la causa preocupación y tristeza que una persona tenga que acudir a una administración a realizar sus trámites o consultas acompañada, siendo usuarios autónomos, sólo por el hecho de que el Ayuntamiento carezca de personal especializado. 

Otras fórmulas. Este auxiliar, en principio, estará ubicado en la planta baja del edificio situado en la calle Mayor número 7 para que cualquier persona que precise de su atención en los distintos departamentos municipales allí ubicados pueda ser dirigirse a ella con facilidad y ser atendida. También existe la necesidad de contar con personal de estas características en otros centros municipales con un alto número de usuarios, así como en eventos, charlas, cursos, etc., que organiza el Ayuntamiento. 
Desde la concejalía que dirige Gómez se está estudiando la fórmula para poder dotar a otras dependencias de personal auxiliar o conserjes ordenanzas, que atiendan las necesidades que tiene este colectivo sin barreras y sin obstáculos para poder acudir a la administración o a sus actividades programadas, siempre sin menospreciar las bolsas de empleo que se encuentran en vigor.