"Plenitud" en la labor fiscalizadora

DP
-
"Plenitud" en la labor fiscalizadora - Foto: Eva Garrido

Toman posesión como consejeros de la institución en su sede de Palencia Miguel Ángel Jiménez, Emilio Melero y Mario Amilivia, quien previsiblemente será su presidente

Miguel Ángel Jiménez, Emilio Melero y Mario Amilivia tomaron ayer posesión de sus cargos como consejeros del Consejo de Cuentas, con sede en Palencia, acto en el que el presidente saliente, Jesús Encabo, habló de un trabajo «realmente encomiable»  de empleados, así como de los consejeros que le han acompañado desde el 12 marzo de 2012. Ese año, España estaba sumida en una «profunda» crisis ecómica y la aprobación de  la Ley 4/2013 supuso «cambios importantes» para la gestión y funcionamiento del Consejo de Cuentas. «En 2012 el presupuesto era de 5,7 millones de euros y desde hace varios años de 4,6. En 2013 contaba con 83 empleados públicos y en la actualidad 70», señaló Encabo. 
Este destacó durante su intervención  que el Consejo de Cuentas «ha podido desarrollar con plenitud su trabajo de fiscalización» y, si bien calificó de «positivos» la incorporación del informe de seguimiento con mandato legal de carácter obligatorio y el reforzamiento de las auditorías operativas, planteó aspectos sobre los que llamó a la reflexión para su modificación o adaptación a los tiempos actuales, como el reforzamiento de la autonomía e independencia de la institución y su régimen laboral. 
Jesús Encabo, respecto a la «labor intensa» del Consejo de Cuentas, explicó que se aprobaron 113 informes, se celebraron 153 plenos y  compareció 41 veces ante la Comisión de Ecomía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León -de las que depende-.
Comentó que una de las «obsesiones» del pleno saliente  ha sido «reforzar la conexión con la sociedad y el conocimiento de la institución», y subrayó que otra de las cuestiones en las que se ha volcado es en la de mejorar los índices de recepción de cuentas de las entidades locales. «Se ha hecho una labor titánica y los índices han mejorado notablemente», afirmó, a la vez que llamó la atención sobre el hecho de que «se está produciendo una inflexión», de ahí que pidiera a los grupos parlamentarios que tengan en cuenta las propuestas que ha hecho el Consejo de Cuentas en esa materia.

El vicepresidente primero de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, destacó la «eficaz  y brillante» labor de Jesús Enacabo e hizo referencia a que cada ejercicio más entidades locales presentan sus cuentas, del 40% en 2003 al 85% en 2016, «cifras  muy positivas que se incrementan en cada ejercicio». Afirmó que en la idea de transparencia de la gestión pública, es «clave» el Consejo de Cuentas, «generador de confianza de los ciudadanos en el sector público». También comentó que el ámbito de actuación fiscalizadora del Consejo de Cuentas alcanza los 13.000 millones de euros, el 75% de este gasto corresponde a la administración de la comunidad y el restante al sector público local.
Renovaron su cargo de consejeros, Miguel Ángel Jiménez, a propuesta del PP y Emilio Melero, propuesto por el PSOE, y se sumó a la institución Mario Amilivia que, presumiblemente, será el nuevo presidente de la institución, decisión que adoptará el pleno del Consejo en los próximos días. Estos nombramientos fueron adoptados gracias al consenso de las Cortes, tal y como destacaron ayer los líderes el PP y del PSOE en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca.