Acordaron desistir en el caso de las costas de Membrillar

DP
-

la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestimó el recurso de apelación interpuesto por la defensa de los dos acusados. la Audiencia les condenó a nueve años de inhabilitación por prevaricación

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirmara la condena de nueve años de inhabilitación impuesta por la Audiencia Provincial al alcalde pedáneo de la Junta Vecinal de Membrillar y a su madre, vocal de dicha Junta, por prevaricación, los ahora condenados han querido precisar que no aprobaron un procedimiento para dejar sin efecto el cobro de unas costas judiciales.
Ambos explican en un burofax enviado a este periódico que lo que hicieron fue «adoptar un acuerdo para desistir de unos procedimientos tanto contenciosos como penales, cuya dirección letrada estaba siendo llevada por los abogados de la anterior junta vecinal, la misma que impidió, al parecer, que los nuevos cargos electos tomaran posesión del cargo en tiempo y forma».
«En ningún momento hubo acuerdo alguno de dejar sin efecto la condena en costas, como prueba el hecho de que las costas ya han sido abonadas por el esposo y padre, respectivamente, de los condenados, sin necesidad de su exacción por la vía judicial a través del procedimiento iniciado por el letrado de la anterior junta vecinal en contra de la nueva junta elegida»,  añaden. 

Hay que recordar que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestimó el recurso de apelación interpuesto por la defensa de los dos acusados. Además de confirmar íntegramente la sentencia de la Audiencia de Palencia, que les condenó a nueve años de inhabilitación especial para el ejercicio de empleo o cargo público por un delito de prevaricación, también les absuelve del delito de malversación del que estaban acusados.
Se consideró como hechos probados que el 4 de agosto de 2015 los acusados J.J.M.C. y F.C.T, hijo y esposa del demandante, en calidad de alcalde pedáneo y vocal de la junta de Membrillar, respectivamente, aprobaron el acuerdo en sesión ordinaria desistir del procedimiento judicial, revocando los poderes otorgados al abogado y procurador que hasta entonces tenía la junta, «a sabiendas de la injusticia del perjuicio de la junta vecinal a la que representaban», al impedir supuestamente que la corporación recibiera 3.195,98 euros de las citadas costas judiciales.