El mantenimiento de la red viaria aumenta y requiere 3,37M€

Óscar Herrero
-

Diputación ha invertido desde 2015 unos 13,5 millones de los que más de 8,2 sirvieron para ensanchar 141 kilómetros

La red provincial de carreteras, competencia de la Diputación, con 1.033 kilómetros de longitud, ha requerido en los cuatro últimos años una media de 3,37 millones para su mantenimiento y mejora. Una cifra que, como explicó la presidenta de la institución, Ángeles Armisén, «siempre se queda pequeña para las necesidades que se nos plantean».
Un reto al que como destacó Armisén, la Diputación ha respondido aumentando las partidas de mantenimiento que  han pasado de «unos 600.000 euros en 2015 a los 1.050.000 euros que se han presupuestado para este año (2019)», matizó el diputado de acción Territorial, Urbano Alonso, de quien depende el área de Carreteras. En esta partida se ha contado con la colaboración tanto de los medios propios de la Diputación, así como de las empresas subcontratadas. «Hasta 2005 se trabajaba únicamente con medios propios pero, desde entonces, se ha ido aumentando la colaboración con empresas privadas», reconoció. Alonso ya ha explicado en varias ocasiones que esa colaboración ha incrementado el nivel de conservación de la carreteras. 
En estas tareas de conservación se incluyen, a lo largo de estos cuatro últimos años el bacheo de 3.000 kilómetros, el desbroce de 8.000 (varias veces al año) o la reposición de señalización en 59 carreteras provinciales.
Aunque el del mantenimiento es el trabajo que más horas lleva, el que ha requerido mayor inversión es la ampliación de las carreteras conjugada de las mejoras del firme. «Se trata de actuaciones que conllevan un gran desembolso económico, para pocos kilómetros y es una de las demandas que más recibimos por parte de los alcaldes», manifestó Armisén. José Ignacio Gutierrez, jefe del servicio explicó que, de media «pasar una carretera tipo de la Diputación de 4 metros de anchura a seis metros  de calzada más otros de plataforma para los arcenes, tiene un coste de 200.000 euros por kilómetro». Cabe recordar que, aunque la anchura de los turismos no llega a los dos metros, los camiones y autobuses tienen 2,55 metros, por lo que el cruce con en estas carreteras con este tipo de vehículos no está exento de riesgos. 
«Lo que se trata es de garantizar  y mejorar la seguridad. No por el hecho de que arreglemos estas carreteras es para que se corra más, sino para transitar con mayor seguridad», defendió la presidenta.
Este progresivo ensanchamiento de carreteras provinciales, con una longitud total de 141 kilómetros ha necesitado de 8,3 millones de euros de inversión real (precio de adjudicación) a lo largo de cuatro años. 
Una tarea que no para, y Armisén destacó dos proyectos de este tipo que se realizarán a lo largo de 2019: que puso el ejemplo de dos importantes actuciones de este tipo que se van a ejecutar en 2019. Por un lado, el ensanche de la PP- 9611, un tramo que une Paredes de Nava con el cruce de la PP- 9612 (hacia Villanueva del Rebollar), con un tramo de mejora de 5,52 kilómetros y un presupuesto de 1.123.910 euros. También la ampliación de la calzada y la prolongación del  carril bici de la PP-9001, que une la capital con el Monte. «El carril bici llegará hasta el Refugio», recordó la presidenda. 
Seguridad e invierno. En cuanto a la implementación de medidas que incrementen la segurirdad de los conductores y usuarios la Diputación ha invertido un total de 1.301.459 euros desde 2015. Se ha trabajado en carreteras que suman un total de 887 kilómetros totales. 
Entre todas las actuaciones de mejora de seguridad vial a lo largo de estos 4 años de trabajo, es de destacar la llevada a cabo con el presupuesto de 2015, donde se invirtieron cerca de 200.000 euros, en el que se mejoró la señalización de las carreteras provinciales, con un total 210 kilómetros. Recientemente también se ha adjudicado un contrato para la señalización tanto horizontal como vertical de un paquete de carreteras especialmente en el norte de la provincia. «No cabe duda que es la zona de la provincia donde mayores trabajos hay que hacer, simplemente por las  condiciones meteorológicas adversas, explicó Alonso, concejal en el Ayuntamiento de Cervera. 
Es esta zona también la que recibe la mayoría de las actuaciones en vialidad invernal. En este caso, desde Diputación hablaron de horas invertidas (puesto que el montante económicio va incluido en las labores de mantenimiento ordinario: Así en los últimos tres inviernos (2015/16, 16/17, y 17/18) se han realizado 1.616 horas de trabajo de los equipos propios de la institución y 2.273 horas de los equipos externos. Además, se ha colaborado con 60 localidades para la adquisición de cuñas y material quitanieves.

El mantenimiento de la red viaria aumenta y requiere 3,37M€
El mantenimiento de la red viaria aumenta y requiere 3,37M€