Regente de un bar se enfrenta a 8 años de cárcel por drogas

ALBERTO ABASCAL
-
Regente de un bar se enfrenta a 8 años de cárcel por drogas - Foto: Eva Garrido

La Fiscalía acusa a S.J.M.A., que regentaba el bar El Cisne de la calle Mayor Antigua en octubre de 2o16, de un delito de posesión de sustancias estupefacientes adulteradas para el tráfico a terceros

La Fiscalía ha solicitado provisionalmente ocho años de prisión y 1.400 euros de multa  para S.J.M.A. como presunto autor de un delito de posesión de sustancias estupefacientes adulteradas para el tráfico a terceros en el bar El Cisne, situado en la calle Mayor antigua de la capital, un establecimiento que a fecha del 2 de octubre de 2016 se encontraba abierto al público.
Según refleja el escrito de acusación provisional elaborado por el Ministerio Público y al que ha tenido acceso Diario Palentino, los agentes de la Policía Nacional, sobre las 1,05 horas de la mencionada fecha, fueron alertados por la sala 091 para que acudieran al establecimiento por las quejas vecinales debido al alto volumen de la música.
El fiscal pormenoriza que al entrar a dicho local y comprobar lo justificado de la queja, los agentes solicitaron al acusado S.J.M.A., que en aquellos momentos estaba de encargado del local, que bajara el volumen de la música. El procesado, al ver a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, supuestamente salió corriendo hacia un pequeño almacén que comunicaba por una ventana con un garaje. Desde el almacén lanzó a dicho garaje, a través de los barrotes de la ventana, una bolsita azul que contenía 3,4 gramos de cocaína con una pureza del 81,84% y con un valor en el mercado negro de 409,99 euros. Asimismo, el acusado, al parecer, también esparció cocaína en la repisa de la zona interior de la barra del bar.  A partir de aquí, el representante del Ministerio Público relata en su escrito las sustancias y el material localizado como varios gramos de cannabis, resina de hachís, una báscula de precisión, dinero en metálico y teléfonos móviles.
El fiscal explica que el acusado, en el momento de su detención, explicó a los agentes de forma espontánea que una persona identificada como Malik era la persona que le suministraba hachís y marihuana. Asimismo, la Policía Nacional localizó en el registro efectuado en el domicilio del acusado, diverso material como una picadora, una balanza de precisión y varios gramos de eupeptina, semillas de marihuana y anfetaminas.
Para el fiscal, el acusado supuestamente adquiría las sustancias estupefacientes a un tercero, las adulteraba y las vendía a personas que acudían al bar. Asimismo, mantiene que el procesado era consumidor de cocaína, anfetamina y cannabis.