scorecardresearch

Un millón para la presa de Villafría

Rubén Abad
-

La firma Padecasa Obras y Servicios se encargará de la actuación. El plazo para su puesta a punto es de un año

Un millón para la presa de Villafría

La Junta de Castilla y León, a través del Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), ha adjudicado a Padecasa Obras y Servicios las obras de adecuación y mejora de la presa sobre el arroyo Villafría, en el término municipal de Santibáñez de la Peña, y la implantación de un Plan de Emergencia por 1.059.081 euros y un año de ejecución con el objetivo de adaptar las instalaciones a la legislación vigente y garantizar una correcta explotación de la misma.


Las intervenciones a ejecutar, incluidas en el plan anual de actuaciones del Itacyl para el actual ejercicio, se centran en la implantación de un plan de emergencia para la infraestructura, la construcción de un puente sobre el aliviadero, la protección del mismo y su canal de desagüe, así como la puesta a punto y calibración de la red de válvulas. 


Para la presa se optará por la creación de una sala de emergencia móvil, es decir, un vehículo móvil dotado de una maleta de comunicaciones tipo troley capaz de asegurar en todo momento la comunicación con los distintos organismos implicados en el plan de emergencia, la activación de las sirenas de aviso y el acceso a los datos de auscultación.


Dada la importancia de la infraestructura de la presa sobre el arroyo Villafría y su clasificación, respecto al riesgo potencial que pueda derivarse de su posible rotura, se hace necesario, para poder realizar una explotación con los niveles de garantía de seguridad establecidos, dotarla de unos accesos adecuados, que aseguren la posibilidad de una intervención rápida y seguro, incluso en episodios de emergencia. Por ello, se establecerá una nueva entrada desde la carretera provincial PP-2241, una obra necesaria para ejecutar el levantamiento de un puente sobre el aliviadero. 


Por otro lado, se persigue la protección de los estribos del aliviadero y del cauce ubicado bajo las aguas del mismo. La alternancia de los conglomerados con las arenas hace que entre las superficies de contacto de ambos materiales se produzcan filtraciones que pueden desplazar, en suspensión, finos del material menos duro y con el tiempo llegar a lavar el material en el contacto con los estribos, debilitando el apoyo de los mismos.  Además, se requiere la sustitución de las válvulas de compuerta de aislamiento de ventosas y de los by-pass, así como su posterior prueba para corroborar la inexistencia de fugas.