'The Wall', un 'thriller' en el fin del mundo

SPC
-

COSMO emite hoy una nueva serie de ocho episodios que tienen lugar en el extremo norte de Canadá donde un asesinato conmociona a una pequeña localidad

'The Wall', un 'thriller' en el fin del mundo - Foto: Picasa

En pleno invierno, la detective Céline Trudeau (Isabel Richer) está al frente de la investigación de un extraño asesinato cometido en esta pequeña y alejada ciudad minera. Cuando llega, descubre una enorme estructura residencial y comercial, el muro, que protege a los habitantes del gélido viento ártico. Este lugar, en los confines de la civilización, es el punto de encuentro de la población de Fermont y se convierte en el escenario del atroz asesinato de Justine Fournier, una bailarina que aparece desnuda y cuyo rostro ha sido ocultado detrás de una elaborada máscara china. ¿Quién es el asesino y por qué ha utilizado esta careta? 
Trudeau ha llegado desde Quebec para ayudar a los oficiales de la policía local, liderados por Alexandre Théberge (Alexandre Landry) en lo que promete ser una investigación muy complicada. Es una de las detectives más conocidas y todos esperan que sea capaz de resolver este crimen.
En Fermont, una ciudad que vive en un entorno absolutamente claustrofóbico, todo el mundo es sospechoso. La tensión irá en aumento, y todo parece indicar que este asesinato está vinculado a la muerte, que se creía accidental, de un niño ocurrida en la población tres años antes. El dolor y la necesidad de esclarecer los hechos están obsesionando a los seres queridos de ambas víctimas. ¿Podrá Trudeau resolver este complicado caso?
El padre del chico muerto, Bruno Lamontagne (Patrick Hivon), un hombre violento, se convierte en el principal sospechoso ya que mantenía una relación con la víctima, que curiosamente fue su coartada en el momento de la muerte de su hijo varios años antes. Sin embargo, el dolor por la pérdida de su primogénito parece auténtico. ¿Está ocultando algo?
Bruno parecía estar muy unido a Justine, aunque pronto queda claro que la chica, que es un espíritu libre, mantenía múltiples relaciones, particularmente con los trabajadores de la mina.
Las investigaciones no avanzan, y los inspectores de policía reciben muchas presiones para resolver este crimen antes de que el misterioso asesino vuelva a actuar.
Así arranca The Wall, la nueva serie que COSMO estrenará el próximo lunes, un intenso thriller protagonizado por Isabel Richer y Maripier Morin. Las tramas de esta nueva ficción original de Quebec, un nordic noir tienen lugar en el extremo norte de esta región canadiense. La producción, estrenada a finales del año pasado con gran éxito de crítica y público, ya ha sido renovada por una segunda temporada. Su título original es La faille y consta de ocho episodios.
La investigación policial teje la historia de The Wall mientras indagamos en el turbio pasado de los personajes. La ficción muestra la difícil relación entre la investigadora y su hija Sophie, a la que no ha visto desde hace años y con la que se encuentra casualmente. Además, los posibles sospechosos esconden oscuros secretos. De una forma u otra, todos conocían a la víctima. 
Fermont es una población que existe realmente. El asentamiento está protegido por un enorme muro de viviendas y equipamientos de 1.3 kilómetros de longitud y 50 metros de altura que funciona como un perfecto cortavientos durante los siete largos meses invernales. Se fundó en 1970 como hogar para los trabajadores de la gran mina de hierro, su único sostén económico.
The Wall es una producción de éxito que desarrolla en sus ocho episodios un único caso. Siendo una de las sorpresas de la actual temporada televisiva. Además, la próxima entrega tendrá lugar en otro lugar, lejos de Fermont y sus residentes.
Esta serie, que la crítica ha comparado con Ártico, que también ha sido emitida por COSMO, muestra a los espectadores cómo es de difícil la búsqueda de la verdad en una comunidad en la que todo el mundo se conoce. Al mismo tiempo, estamos ante un drama que presenta con realismo unos personajes llenos de secretos que tenían mucho que ganar con estas muertes.