«Un reto sería crear una empresa turística con potencial»

ALBERTO ABASCAL
-
«Un reto sería crear una empresa turística con potencial» - Foto: Sara Muniosguren

ENTREVISTA: Ángeles Armisén afronta un nuevo mandato cincelando una provincia de futuro, con un mensaje de renovación ante las «nuevas demandas» que surgen en una sociedad que tiene por delante el reto demográfico

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, sostiene  que uno de los grandes retos a los que se enfrenta en este nuevo mandato que acaba de comenzar es el desequilibrio demográfico, así como poder responder a los nuevos retos de la esperanza de vida manteniendo los servicios de calidad que se ofrecen en la provincia. La movilidad es otro de los puntos fuertes del programa, así como al apoyo y el incentivo hacia los emprendedores, con el objetivo de mejorar y desarrollar tanto los nuevos servicios como los básicos.
Arranca un nuevo mandato en la Diputación, ¿cómo afronta el reto tras haber acumulado cuatro años de experiencia en la institución provincial? ¿El enfoque es muy distinto al de hace cuatro años?
Bueno, la experiencia para mí siempre ha sido un valor. Quiere decir que el anterior mandato supuso una etapa de conocimiento de la propia institución. Ahora, afrontamos nuevos retos para este mandato, porque ahora ya conozco la casa y, por lo tanto, debemos trabajar en los nuevos objetivos desde el primer momento. 
También hay un nuevo equipo: hombres y mujeres comprometidos con Palencia. Yo siempre digo que cualquiera que haya querido ser concejal o alcalde ya ha demostrado su compromiso; si luego viene a la Diputación esa es otra tarea, pero el compromiso lo demuestran el día que dan el paso adelante y se presentan para trabajar por sus pueblos. En los próximos cuatro años no solo queremos que haya cambios en la Diputación sino, sobre todo, que cambien cosas en Palencia. 
Debemos transformar la provincia en el día a día, ya que la sociedad actual ha cambiado radicalmente, empezando por la digitalización que para el medio rural ha supuesto una auténtica transformación. La llegada de la fibra óptica, por ejemplo, a un buen número de localidades es ya una realidad y una apuesta decidida. 
La institución provincial es la que mejor ha resistido la irrupción de los nuevos partidos en el actual espectro político. De hecho, el PP ha logrado reeditar su mayoría absoluta, aunque de nuevo se escuchará la voz de cuatro formaciones. ¿Cambia esta situación la forma de gobernar la Diputación?
Bueno, es que nosotros ya teníamos una forma de hacer política a través de la  participación, del acuerdo y de la transparencia. Hace cuatro años ya tuvo representación un nuevo partido, que fue Ciudadanos, pero también éramos cuatro fuerzas, las mismas que somos ahora. Siempre he defendido que las mayorías absolutas de por sí no son malas, la diferencia está en cómo las ejerzas. Si las ejerces desde el diálogo, desde el acuerdo y desde el compromiso, también con la oposición, sabiendo que tú tienes el apoyo mayoritario de los ciudadanos, creo que esa es la mejor manera de ejercer la responsabilidad política. Lo que digo  es un hecho demostrable teniendo en cuenta que el 60 por cierto de las mociones en esta institución se aprobaron en el anterior mandato por acuerdo y muchas de ellas por unanimidad de todos los grupos; luego, yo respeto el punto de vista de la propia oposición. 
Cuando hablan del rodillo por la mera existencia de una mayoría absoluta hay que demostrarlo y ahí están los datos. Sinceramente, si echamos la vista atrás hemos tenido cuatro años de acuerdos como por ejemplo en los Planes Provinciales o los presupuestarios.
Ponga algún ejemplo más de esos acuerdos alcanzados….
Ha habido acuerdos en grandes líneas que se han puesto en marcha, desde una política de transporte hasta un plan piloto para la gestión de expedientes de ruinas en algunos de nuestros municipios. Un proyecto este que empezó casi el segundo año de legislatura, pero que tenía su gran complejidad de gestión y que ahora es una realidad en algunos municipios. 
Somos sensibles a las demandas de los ayuntamientos y de los alcaldes, pero también tenemos que ser sensibles a las demandas sobre los nuevos servicios públicos. Hay que seguir manteniendo los básicos, pero luego hay otros como son el deporte, la cultura, la conectividad y el transporte que son una necesidad vital de la población allí donde decide vivir.
¿Cuáles serán los principales retos que marcarán su mandato?
Sin duda, el reto para una provincia como la nuestra, tan extensa, yo diría que la movilidad, el segundo es la calidad de los servicios básicos y el tercero es esa promoción de desarrollo económico y empleo. Cuando hablamos de movilidad siempre pensamos en el transporte; yo siempre digo que además de tener servicios de calidad tenemos que tener un medio rural más activo. Lo dije en mi discurso de investidura: más activo en cuanto a emprendimiento, en cuanto a actividad económica y en cuanto a desarrollo rural. Además, vamos a hablar mucho en los próximos cuatro años también del desarrollo sostenible. 
Inevitablemente, durante los próximos cuatro años se volverá a hablar de despoblación, de sanidad, de servicios … Problemas a los que es imposible dar solución sin la colaboración con otras instituciones –europea, estatal, autonómica-. ¿Verán los ciudadanos una Diputación más reivindicativa?
Ya lo hemos hecho y, si me lo permite, me gustaría hablar del reto demográfico porque nuestra situación de despoblación no solo se debe a que hay población que se concentra en las grandes ciudades y en las zonas de costa. El 80 por ciento de la población española vive en el 20 por ciento del territorio. Asimismo, hay un índice de natalidad muy bajo, lo que supone que en España, tampoco en Palencia, cumplimos la tasa de reposición. 
Hay más fallecimientos que nacimientos, luego los ciudadanos de esta región sabemos muy bien lo que eso significa. El reto demográfico tiene muchos elementos: yo ya fui hace trece años la primera portavoz en una comisión sobre reto demográfico en las Cortes de Castilla y León. Es un tema en el que siempre he trabajado, que siempre me ha interesado y que tiene unos factores que no dependen lógicamente solo de la Diputación, pero es verdad que la institución provincial puede hacer políticas que favorezcan el asentamiento de población. Una muy importante es la movilidad: nadie puede verse en un municipio del medio rural sin la posibilidad del transporte. Por eso, empezamos a acometer esas líneas de transporte la pasada legislatura y vamos a profundizar mucho más en esta parcela. 
Asimismo, el reto demográfico fundamentalmente tiene mucho que ver también con el empleo y, por este motivo, tenemos que seguir impulsando zonas residenciales de calidad para vivir, porque Palencia es una provincia generadora de empleo. No hay más que ver los datos: somos un foco generador de puestos de trabajo desde la zona sur hasta el norte; desde Aguilar de Campoo hasta Dueñas, pasando por los polígonos industriales como el de Villamuriel. 
Tenemos grandes empresas y grandes factorías del sector automoción y agroalimentario, entre otros. Por otro lado, un estudio realizado por nosotros nos indicó en su momento que hay un importante número de personas que vienen a trabajar a Palencia y no vive en Palencia; bueno pues ese es el reto. Tenemos que conseguir zonas a precios asequibles y que sean atractivas para que los que vienen a trabajar a nuestra provincia vean Palencia como un destino  de vida, no solo como un destino de empleo o como destino turístico.  
Por otro lado, si por algo se han caracterizado los cuatro años anteriores desde el plano institucional, yo diría que uno de los elementos innovadores fue la gran cooperación con el resto de administraciones y también los aspectos reivindicativos. Hemos logrado proyectos del Gobierno de la nación con los que hemos trabajado; hemos conseguido propósitos, aunque con inversiones de otras administraciones, pero yendo como interlocutores directos, a través del 1,5 por ciento cultural, incluso el concurso de arquitectura para ese puente y adecuación de la esclusa de Naveros, que tan mal recuerdo nos dejó en su momento; un proyecto liderado por la Diputación de Palencia y apoyado por el gobierno de la nación. Además, hemos sido interlocutores y hemos tenido presencia en los grandes foros sobre reto demográfico. Creo que hay que ir a los sitios donde se toman decisiones con las voces de los que estamos aquí porque conocemos de prmera mano cuáles son las circunstancias y cuáles son los problemas pero también las ventajas. 
El reto demográfico significa que una provincia como la de Palencia, como el resto de las provincias de interior, tiene indudablemente una falta de población pero también un gran reto de gestión. Yo animaría a la juventud, que puede pensar que ahora mismo los únicos valores están en las grandes urbes, a que potencie también el valor de lo rural.
Durante estos cuatro años contará con un equipo que, en el caso de la bancada popular, se renueva con la incorporación de cuatro nuevos diputados. ¿Qué espera de los que siguen y de los que se incorporan?
Yo siempre intento pedir a las personas lo que pueden ofrecer, que es la manera de que funcionen los equipos, pero yo sé que hay dos cosas que yo, como presidenta, les pido y que también les doy. Primero darles mi agradecimiento porque yo soy la presidenta de la Diputación gracias a que hay muchos alcaldes y concejales que han sido elegidos en la provincia, y segundo tener una actitud de escucha continua porque son siempre los alcaldes y concejales los que saben las necesidades de sus municipios. También les pido que se integren en un equipo de visión provincial. 
En la Diputación, además de ayudar a los ayuntamientos, tenemos que tener esa visión provincial para obtener recursos estratégicos de la provincia y para la provincia. Por ejemplo, si La Olmeda es un motor de desarrollo, no solo lo es para Pedrosa de la Vega, localidad donde está asentado el yacimiento, sino para todos. 
A la hora de organizar el nuevo equipo de Gobierno, ¿apostará por la continuidad o planteará cambios importantes?
Muchos no, pero sí que habrá un cambio en la estructura del equipo y en la organización por varios motivos. Primero porque somos dos diputados menos y eso exige tener una especial dedicación con un mayor trabajo, teniendo en cuenta que somos la administración provincial y, por lo tanto, tenemos que intentar llegar a toda la provincia. Abordar los retos previstos exige una enorme presencia territorial con el valor y la importancia que tienen todos y cada uno de los diputados, no solo en sus zonas sino de sus áreas. Además, debemos tener presencia fuera de que aquí; se debe escuchar la voz de una provincia como Palencia. 
¿Qué papel va a jugar Alfonso Polanco en el nuevo organigrama? Las quinielas le sitúan al frente del área de Hacienda...
Alfonso Polanco ha demostrado su compromiso y su valía. Ha acreditado en todos los sitios donde ha estado que es una persona profesional y que tiene un compromiso con Palencia.
Es una persona de la confianza absoluta de la presidenta de la Diputación y, por lo tanto, a mí me gustaría que tuviera una responsabilidad, porque además yo estoy convencida de que Alfonso sin trabajar por Palencia no sería el mismo Alfonso que todos conocemos. Sabemos que es una persona popular y cercana a la gente; es un palentino para los palentinos.
¿Cree que puede afectar la situación que se vive en el Ayuntamiento de la capital, el más importante de la provincia y con un complicado equilibrio de pactos, en la Diputación Provincial?
Cuando tu conformas la coalición, a posteriori también hay un acuerdo de equipo y de personas. Yo estoy convencida de que la coalición de Palencia en el Ayuntamiento va a hacer lo posible para que eso funcione. Tengo el máximo interés en que, por supuesto, las relaciones institucionales y las relaciones de colaboración se mantengan como hasta ahora.
¿Qué le gustaría haber dado por logrado en la provincia y en la institución dentro de cuatro años?
Un reto fundamental para esta casa sería el ser capaces de desarrollar, por lo menos las bases, de una empresa turística con potencial vinculada a la provincia. Eso va a exigir no solo la reorganización y el impulso del propio servicio de esta casa, porque tenemos las posibilidades que tenemos, pero eso para mí si sería un gran propósito. 
Y el segundo reto sería mejorar la movilidad y el transporte de la mano de la Junta. Tenemos una población con las características que tenemos, especialmente de edad avanzada, aunque también sirve para potenciar el futuro de los jóvenes en el medio rural y en eso la movilidad es esencial.
Va a presidir provisionalmente la FRMP. ¿Hay visos de prolongarse en el tiempo?
En estos tiempos y en política hacer adivinanzas es una osadía. No, vamos a ver, el presidente era Alfonso Polanco, que ha sido de verdad un gran presidente de la FRMP, pero ahora no cumplía los requisitos de seguir al frente al no ser alcalde y la comisión ejecutiva me eligió como presidenta en funciones. Los estatutos de la FRMP lo que dicen es que antes de fin de año habrá que convocar una asamblea y se elegirán los nuevos órganos. Si en alguna comunidad tiene sentido la FRMP es en Castilla y León con 2.248 municipios. 
Si hablamos de municipalismo qué mejor hablar en este caso de la Federación Regional de Municipios y Provincias en Castilla y León. Creo que deberíamos tener una conciencia más sensible del apoyo que nos puede dar la FRMP.