Las empresas de obtención vegetal apuestan por el I+D+i

Agencias
-
La obtención vegetal, un valor añadido en el mercado

Las compañías productoras de semillas invierten entre el 20% o el 30% de su facturación en investigación y desarrollo como principal base para la mejora de sus frutos

Con el fin de seguir progresando acorde a los tiempos y las pautas que marca la sociedad, la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (Anove) celebra anualmente desde su fundación en 2006, su Asamblea General, a la que son convocadas las 56 empresas y centros de investigación que forman parte de la entidad. Son prácticamente la totalidad de los productores de semillas, que ponen en el mercado más del 95% de las variedades utilizadas en los principales cultivos y todas ellas coinciden en que la mejora vegetal requiere tanto de importantes inversiones en I+D como de un sólido sistema de propiedad intelectual.

Durante la reunión se hizo especial hincapié en la necesidad de comunicar a la sociedad el valor del conocimiento y la innovación varietal, dando a conocer las aportaciones de la obtención y el esfuerzo que las empresas obtentoras están realizando en investigación y desarrollo.

Las empresas asociadas en Anove invirtieron el pasado ejercicio en I+D+i entre el 20% y el 30% de su facturación. Según datos de la Comisión Europea, el porcentaje de inversión de las compañías dedicadas a la mejora vegetal supera incluso al que realizan las de automoción, farmacéutica o la aeroespacial.

Con un total de 52 centros de I+D repartidos por España, el 81% de los asociados disponen de departamento propio, en los que se ocupa el 38% de la plantilla. Debido a la alta cualificación tecnológica de los empleados, la ratio de producción alcanza la cifra de 230.000 euros al año por trabajador.Las entidades adheridas facturan más de 1.000 millones de euros al año, de los que casi el 58% corresponden específicamente a comercialización de semillas. En el conjunto la Unión Europea, el sector obtentor tiene un volumen de negocio de 6.800 millones de euros; el 39% corresponde a cereales y leguminosas, el 26% a maíz, el 14% a patatas y el 11% a hortícolas. En el sector obtentor europeo trabajan 50.000 personas, una cuarta parte de ellas dedicada a la investigación.