El folk es esencial

E.M.
-

El grupo de musica tradicional Yedra presenta su séptimo disco con el calor de un Teatro Principal abarrotado y muy entregado

Los 80 fueron una época en la que destacó el talento de los numerosos artistas que protagonizaron la escena musical. Muchas de las canciones y temas de entonces aún son recordados y forman parte de las playlist de muchos palentinos. De aquella época también son varios de los trabajos que ayer pudieron escucharse en el Teatro Principal de la capital y que el grupo Yedra popularizó entonces, cuando decidió  romper con las tendencias musicales del momento y apostar por el folk.
El resultado fue más que rotundo, pues 35 años después siguen demostrando que están en plena forma y que sus más de 300 conciertos son fiel reflejo de la profesionales de todos los que han pasado a lo largo de este tiempo por el grupo palentino.
Con un Teatro Principal abarrotado, el concierto de ayer sirvió para presentar su nuevo disco, Esencial, en el que se recogen 17 temas de los más de un centenar publicados a lo largo de su historia.
 Elena Rodrigo, Mari Ángeles Revilla, Urbano Revilla, Raúl Ortega, José Luis de Román y María Revilla  hicieron las delicias de un público que siempre ha apoyado a la formación, firme defensora de la música tradicional. De hecho, el nuevo trabajo, el séptimo del grupo, está dedicado a «la gente de Palencia, que nos anima a seguir adelante y que desde los inicios nos han considerado algo propio».
En el concierto se contó con la colaboración de varios instrumentalistas: Javier Moreno (laúd), Pedro J. Ruiz (Bandurria) y Juan Cruz Silva (dulzaina). Además, el grupo de danzas Pan y Guindas también compartió escenario con Yedra, así como otros colaboradores en cuestiones técnicas y de montaje.
Con el aire que llevas, Jota de Villamoronta, El cura de Perales, Rabeladas o El cántaro roto son algunos de los temas que pueden encontrarse en Esencial y con los que ayer disfrutó un auditorio emocionado y que agradeció la entrega de cada uno de los componentes del grupo folk.