Y Carla volvió a competir

David Correia
-

Tras 22 meses de baja y pese a los logros conseguidos, espera mejorar sus resultados el próximo curso

Y Carla volvió a competir - Foto: Óscar Navarro

Carla Gallardo (Palencia, 09-02-1999) está de vuelta. Después de muchos meses lesionada, la joven atleta palentina regresó a competir al máximo nivel este año. No es fácil para una deportista volverse a poner el mono de trabajo después de mucho tiempo sin hacer prácticamente nada. Pero Carla dio un ejemplo de superación. Se recuperó, se calzó las zapatillas y volvió a saltar al ruedo 22 meses después de la última vez.

El reinicio, como es evidente, no fue nada fácil. «Empecé a entrenar en el verano de 2020. Fui muy poco a poco, tenía mucho miedo de volverme a hacer daño porque tuve cuatro fracturas de estrés y eso viene por entrenar igual demasiado, y cuando te duele no parar a tiempo. Entonces yo tenía miedo de no tener el pie muy bien fortalecido y que eso me llevase a un edema óseo que acabara en fractura. De ahí que tuviera que ir con mucha cautela. En pretemporada, septiembre, octubre y noviembre, no logré meter los kilómetros que me hubieran gustado a mí por ese miedo y porque tampoco asimilaba muy bien los entrenamientos. Yo creo que al haber estado tanto tiempo sin hacer absolutamente nada, mi cuerpo no estaba preparado para hacer muchos kilómetros semanales, por eso fue muy complicado volver después de todo eso ya que cada vez que me dolía algo, por mínimo que fuera, tenía que parar y volver otra vez a hacer elíptica, sobre todo por tener cuidado. Por eso fue difícil, porque no pude entrenar lo mucho que a mí me hubiera gustado», explica Carla.

Despacio, con mucha precaución y con buena letra. Así volvió la atleta de Puma a vestirse para competir mucho tiempo después. Y la verdad es que no le fue nada mal, consiguiendo el bronce en 5.000 metros en el Campeonato de España sub’23, el octavo puesto en la misma prueba en el Campeonato de España Absoluto y una participación en el Campeonato de Europa sub’23, también en los 5.000. Posiciones que logró después de superar una lesión muy duradera, lo que agranda la dificultad y el mérito.

Sin embargo, Carla, que se define como una persona «muy ambiciosa y exigente conmigo misma», asegura que no ha sido una temporada fácil para ella. «Ha sido una campaña muy complicada para mí. Empecé a competir en enero después de estar parada 22 meses por una lesión. Arranqué muy motivada, es mi último año como sub'23 y tenía unos objetivos en mi cabeza muy ambiciosos, principalmente conseguir una medalla en el Europeo sub'23 de pista al aire libre. Las competiciones durante el invierno tampoco fueron tal y como yo pensaba. No llegué a conseguir ningún oro en algún Nacional y quería quitarme la espina con la temporada al aire libre. Los entrenamientos no fueron muy buenos. No lograba tener continuidad, siempre me pasaba algo, tenía que parar. No llegué a alcanzar el estado de forma que a mí me hubiera gustado. Es verdad que para un Nacional podía estar ahí, pero no tenía el nivel para luchar con las mejores de Europa. Ha sido una temporada un tanto amarga para mí y la verdad es que soy muy estricta, que a veces no es del todo bueno. Siendo objetiva me tengo que quedar con que he vuelto a competir, a verme correr con las mejores de Europa y ahora que tengo un año en el que puedo entrenar de forma continua he de intentar acabar el 2021 con buenos entrenamientos y mejores competiciones», dice la mediofondista palentina.

OBJETIVO EUROPEO. Tras finalizar la temporada, la atleta cuenta con unos días de descanso en los que, bromeando, asegura que «no cogeré unas zapatillas de correr». También tiene ya en mente la preparación para sus próximos objetivos, que no son otros que «clasificarme para el Campeonato de Europa de Campo a Través, que será mi última carrera como sub’23, y estar entre las seis españolas elegidas para disputarlo».

Esta estudiante de Medicina, que acaba de terminar cuarto y se muestra «muy contenta con la carrera», agradece el apoyo recibido este año. «Que la gente se acuerde de ti cuando estás mal es importante. Gracias a todos los que están en el camino conmigo», finaliza.