El Ateneo estrena sus sesiones de cine con 'Laura'

Rubén Abad
-

La sección está dirigida por la profesora e historiadora Paz Torres, encargada de estas citas que se repetirán cada mes

El Ateneo estrena sus sesiones de cine con ‘Laura’

El Ateneo ha apostado desde sus inicios por el séptimo arte, y como tal contó con Sección de Cine casi desde el mismo momento en el que la entidad se puso en marcha. Sin embargo, por diferentes circunstancias esta ha permanecido algo aletargada para «consternación y tristeza» de los socios hasta este viernes, cuando se reestrenó por todo lo alto con la primera proyección del nuevo cine club de la entidad.
La película elegida para esta puesta de largo fue Laura, del director de origen ucraniano y afincado hasta su muerte en Estados Unidos, Otto Preminger. Una primera sesión promovida por la historiadora y profesora Paz Torres, nueva encargada de la Sección a propuesta del presidente de la institución, Fernando Martín Aduriz.
Fue una sesión inaugural «amena y distendida», según explica Torres, que tuvo como colofón final un «interesante» debate entre las personas que abarrotaban la sede del Ateneo. Por ello, tal y como reconoce, «en Palencia existe mucha afición y todo lo que lleve el apellido cine funciona muy bien», a la vez que enarbola la «gran labor» que desarrolla en la capital el Cine Club Calle Mayor.
DE TODOS LOS GÉNEROS. Laura será la primera de las muchas películas que se proyectarán. Y es que la idea con la que trabaja la recién estrenada Sección de Cine es repetir la actividad mensualmente, «a poder ser los primeros viernes de cada mes», explica Torres. Sin embargo, el día podría variar atendiendo a la intensa agenda de actividades que allí se desarrollan.
«Hemos comenzado por un clásico, pero eso no quiere decir que no tengan cabida otros géneros. Lo que queremos es elegir películas que sean buenas por sí mismas, independientemente de la época en la hayan sido producidas. Solo hay una condición: que sea de gran calidad», afirma. 
Lo que sí tiene claro es que serán cintas «no excesivamente largas» en aras de fomentar después un debate entre los cinéfilos que se acerquen a cada una de estas sesiones. «Tan interesante como ver la película en sí es el debate posterior que se genera, y no queremos que lo primero reste tiempo a lo segundo», matiza Torres.
El filme de la próxima convocatoria es todavía un misterio. Y es que Torres quiere mantener «casi en secreto hasta el último momento» las cintas que se vayan a ver.