scorecardresearch

Un triunfo de los que hacen afición

David del Olmo
-

80
EasyCharger Palencia
79
TAU Castelló
Finalizado
El EasyCharger sumó su segunda victoria de la temporada en su primera aparición como local. Superó al potente TAU Castelló en un duelo que dominó muchos minutos, pero que llegó a un final de infarto

Un triunfo de los que hacen afición

Segunda victoria de la temporada del EasyCharger Palencia, que se presentaba a sus aficionados apenas cuatro días después de ganar al Prat, esta vez con la visita de una de las plantillas que más brillan en la categoría, un TAU Castelló que demostró buena parte de su potencial y exigió al máximo a los locales, que finalmente y con mucha emoción se impusieron.

Tres puntos (de un lado y del otro) fue la máxima renta que mostró el electrónico durante un intenso (pese a las cinco faltas que señalaron los colegiados a los protagonistas en esos diez minutos) primer acto. Un choque que comenzaba con el recital anotador del exmorado Calvin Hermanson, autor de 11 de los 21 puntos del conjunto visitante (todos los de su equipo en el 10-11, en mitad del cuarto). Le daban la réplica por parte palentina Micah Speight y Bamba Fall (con dos canastas cada uno), dos de los que se estrenaban como locales ayer. Y otros dos que dejaban su tarjeta de presentación a la afición morada, Prince Ali (canasta lateral) y Chumi Ortega (triple desde la esquina) situaban el 13-13 (Eric Stutz había anotado antes el 10-13, la primera canasta sin el sello de Hermanson). El periodo transitó dentro de la igualdad tras el 16-13 (tres tiros libres de Micah), con alternativas (19-21), hasta el 22-21, que colocaba en el último ataque del EasyCharger, Juan Rubio.

Dominó, ahora sí, el equipo palentino de inicio a fin del segundo cuarto, con ligeras ventajas (la máxima, de seis puntos), sacando partido de la rotación de su banquillo. Nueve de sus jugadores habían anotado ya al llegar al intermedio, con Micah como principal referencia hasta entonces con sus 12 puntos. Aunque antes, con Dani Rodríguez en la dirección, había logrado su mayor renta del duelo (28-23) el equipo local. Una canasta suya y otras dos generadas para sus compañeros Rubio y Tomas Pavelka (espectacular mate) habían motivado a Toni Ten a detener el juego a 7'39'' del descanso. Los triples de David Hook sostenían a los visitantes (36-33) y, sino, volvía a aparecer Hermanson (39-38). Pero Micah y Allen devolvían la ventaja a los palentinos, que vencían 44-40.

Un triunfo de los que hacen aficiónUn triunfo de los que hacen aficiónSalía del vestuario el EasyCharger con un punto más de intensidad que en la primera mitad. Fruto de ello era su primer parcial, en dos minutos y medio (los que tardaba el entrenador visitante en parar el choque), de 7-0 (51-40). Apretaban los morados en defensa y mantenían el ritmo en ataque, con Micah al mando de las operaciones (suyo fue el inicial 2+1 y el 53-42, tras soberbio quiebro a su par). Y no había acabado el tercer periodo cuando Ten pedía otro tiempo muerto (a 3'49'', con 57-44). Prince Ali, que había anotado las dos canastas anteriores, lograba al regreso al juego la tercera consecutiva después de dejar atrás a su defensor con esa finura de movimientos que le caracteriza (59-44).

Respondía Hermanson, que seguía viendo enorme un aro que tan bien conoce (acumulaba 19 puntos, con buena parte de sus tiros punteados por un bravo Chumi Ortega), pero con los lanzamientos del zurdo formado en Sant Mary's (el que fuera alero morado en la 2018-19 sumó 29 puntos anoche) no le bastaba al TAU Castelló. Además, el conjunto morado dominaba el rebote ofensivo durante esos minutos, encadenando segundas opciones. Solo Stutz conseguía, en la recta final del periodo, aportar desde el juego interior visitante. Pese a ello, con una canasta de Noah Allen, se llegaba al final con el 64-51.

El último acto se ponía en marcha con dos canastas de Stutz, jugador por el que giraba el ataque castellonense (64-55). Los visitantes reducían distancias y, en los peores momentos del Palencia, se pasaba del 73-64 (a 2'59'') al 73-73 (triples de Calvin y Alvarado) a 1'31''. Ambos pudieron ganar (78-73, 78-79), pero tras el triple de Sabaté (a 23''), Micah penetró y Blumbergs palmeó a 1'' del final para delirio de los aficionados (80-79).

Un triunfo de los que hacen afición
Un triunfo de los que hacen afición