Sustraen cadenas de oro con el abrazo cariñoso

ALBERTO ABASCAL
-

El último caso registrado estaba fechado en enero, cuando la Guardia Civil detuvo en Venta de Baños a dos delincuentes

Sustraen cadenas de oro con el abrazo cariñoso

Dos personas vecinas de la capital han sufrido en las últimas horas sendos robos de cadenas de oro que portaban al cuello por el método del abrazo cariñoso, según informó ayer la Policía Local, que a su vez se lo comunicó al Cuerpo Nacional de Policía. Se da la circunstancia de que la Policía Nacional de Santander detuvo el pasado lunes a una mujer de 26 años, S.V., y a un hombre de 25, A.R., originarios de países del Este de Europa, por el hurto de dos valiosos relojes a sus víctimas mediante el llamado abrazo amoroso o cariñoso. 
La detenida había abordado a sus víctimas en la calle y las abrazó, apoderándose de los relojes que llevaban puestos, valorados en 9.000 y 6.250 euros, respectivamente, mientras que el detenido la esperaba en un coche para darse ambos a la fuga. 
Revisando la prensa nacional, se ha constatado un incremento de este tipo de delincuencia en Galicia, Asturias, Madrid y Alicante especialmente.

El último caso registrado hasta ahora en Palencia estaba fechado en enero cuando la Guardia Civil detuvo en el municipio de Venta de Baños a dos personas como presuntas autoras de varios robos en casas de la citada localidad por el método del abrazo cariñoso. Según fuentes del Instituto Armado, la detención fue posible gracias a una llamada que se recibió en la que una vecina de la localidad cerrateña informaba de que una mujer y un hombre se habían personado en su domicilio, ubicado en la misma localidad, y habían entablado con ella una conversación «amigable» acompañada de besos y abrazos. 
Fue entonces cuando uno de ellos accedió al interior y tras revolver un armario sustrajo dinero que tenía guardado en el mismo, para abandonar después ambos el lugar de manera precipitada. Asimismo, otra vecina de la misma localidad declaró a los agentes que también había sido víctima de una tentativa de hurto por el mismo procedimiento que el anterior, y la propia Policía Local también se refirió el hurto de un crucifijo de oro a otra mujer por el método del abrazo cariñoso.

 

MÉTODO. La artimaña, que desde hace un tiempo se está extendiendo por diferentes zonas de España, consiste en que el caco se acerca a un transeúnte, normalmente una persona mayor, con la excusa de preguntarle algo y, acto seguido, le solicita un abrazo para darle las gracias. 
En ese preciso instante aprovecha para perpetra el hurto: con un movimiento rápido y discreto se adueña de algún objeto personal de valor, como una cartera o una joya.