El PSOE ve «un disparate» el nuevo reparto de áreas

Carlos H. Sanz
-
El PSOE ve «un disparate» el nuevo reparto de áreas

La portavoz socialista, Miriam Andrés, también cree inaudito que Sonia Lalanda vaya a dirigir la Agencia de Desarrollo Local a la vez que trabaja como abogada y secretaria municipal

El Partido Socialista tildó ayer de «disparate» el nuevo organigrama del Ayuntamiento de la capital. Un «desastre» porque, explicó Miriam Andrés, áreas como Hacienda, Urbanismo y Desarrollo Económico están a cargo de concejales -los populares Luis Miguel Cárcel y Luis Fernández, y la edil de Vox, Sonia Lalanda, enumeró- no liberados. 
«Son puestos de suma relevancia como para que los concejales dedicados a ellos tengan que hacerlo en cuerpo y alma. No es una cuestión de más o menos sueldos públicos, sino de garantizar una dedicación exclusiva a los principales acicates para promover y dinamizar nuestra ciudad», aseveró la portavoz.
En este sentido, Andrés anunció que su grupo no será «nada tibio» a la hora de vigilar y denunciar «las posibles incompatibilidades que se deriven de la labor de los concejales en el sector privado y en la función pública», especialmente en la concejalía de Urbanismo, tras incidir en que el nuevo concejal, Luis Fernández, no está liberado y a su vez es arquitecto y firma proyectos.
La portavoz del PSOE también censuró que Sonia Lalanda vaya a trabajar en Desarrollo Económico, sin dedicación exclusiva pese a tener dos trabajos, ya que compatibiliza su labor en la abogacía con su plaza de funcionaria de carrera de secretaria de ayuntamiento.
En ese reparto de áreas aprobado por el pleno, Miriam Andrés se mostró también crítica con el hecho de que se haya vuelto a asignar a Facundo Pelayo y a Juan Antonio Marcos las responsabilidades de Obras y Medio Ambiente y Barrios, respectivamente.
«Concejalías que acumularon el mayor número de críticas por parte de numerosos colectivos de esta ciudad, llegando el segundo a estar reprobado por todas las asociaciones de vecinos y de haber carecido de una política medioambiental durante cuatro años», sostuvo la edil.
Asimismo, Miriam Andrés puso también en evidencia que las áreas de Personal y Organización y Contratación y Patrimonio, no van a estar representadas en la Junta de Gobierno Local. «Al final, lamentaremos un mal funcionamiento del Ayuntamiento que terminará pagando la propia ciudad», sentenció.
Finalmente, Andrés avanzó que el grupo municipal socialista pedirá esta semana al equipo de Gobierno la colocación de la bandera LGTB+ en el Ayuntamiento, y la constitución de la Mesa de Contratación. Además, visitará las escuelas infantiles.