Randolph capitanea la escabechina madridista del 1-0

Ricardo Molinelli (EFE)
-
Randolph capitanea la escabechina madridista del 1-0 - Foto: Juan Carlos Hidalgo

El conjunto de Pablo Laso se coloca por delante en el 'playoff' al anotar 94-72 frente al Valencia Basket

El Real Madrid no dio la más mínima opción al Valencia Basket, con un Anthony Randolph que anotó 24 puntos y seis triples sin fallo y capitaneó la escabechina blanca, 94-72, para poner el 1-0 en la eliminatoria de semifinales.
La salida del Real Madrid fue brutal. Y el 20-7 de los cinco primeros minutos es el fiel reflejo. Randolph con 3 triples sin fallo y Jeffery Taylor con 8 puntos capitanearon a un equipo en modo playoff dispuesto a no dejarse sorprender.
La defensa de Rudy Fernández, la dirección hiperactiva de Facundo Campazzo y la intimidación de Walter Edy Tavares fueron fundamentales ante un Valencia que se vio superado en todo momento.
Estos cinco minutos iniciales marcaron el resto del partido, aunque el equipo levantino reaccionó en la segunda parte del primer acto con un parcial de 6-11, para cerrar los primeros 10 minutos con un 26-18. Pero el músculo del Madrid siguió en el segundo acto con la dirección de Sergio Llull. Lo primero que hizo el base balear fue clavar una mandarina a modo de tarjeta de presentación en la serie. Pero Fabien Causeur fue el gran protagonista del segundo cuarto, demostrando que sigue en un momento de forma espectacular, fino en ataque y eficaz atrás.
Will Thomas, que fue el más certero de los valencianistas en el primer cuarto, no compareció en el segundo y el Valencia lo notó porque no encontró un anotador fiable. Así las cosas, el Madrid, siempre dando la sensación de tener las riendas del partido, cerró el primer tiempo con un 48-33 muy positivo para sus intereses.

 

Ataque tras ataque

El segundo tiempo comenzó como el primero, con un triple de Randolph (51-33) para poner la máxima diferencia del partido, 18 puntos, que Tavares aumentó a 20 en el siguiente ataque, 53-33. El ala-pívot estadounidense de pasaporte esloveno, con su quinto triple sin fallo, neutralizó otro de Fernando San Emeterio y Campazzo siguió sacando conejos de la chistera para lanzar al Madrid en el marcador, (62-38 m.24).
La voluntad defensiva del Real Madrid, y su gran trabajo, hicieron que la treintena de puntos de diferencia cayera por su propio peso. Jaycee Carroll, que no había hecho acto de aparición en el partido fue el autor con un triple, como no podía ser de otra forma, 70-38 (m.37). El 74-46 de final del tercer acto (26-13 de parcial) dejó la victoria decantada totalmente para el Madrid.
Pablo Laso, poco dado a cambiar los planes iniciales del partido, mantuvo sus rotaciones, aunque alargó algo la de los jugadores menos castigados, mientras que Jaume Ponsarnau sentó a sus primeros espadas porque en este choque todo estaba decantado. El Madrid venció por 94-72, no dio opción y se apuntó el 1-0 en la eliminatoria haciendo una auténtica escabechina al Valencia. El sábado, más.