Tres personas fueron atendidas en el hospital

Laura Illana
-
Tres personas fueron atendidas en el hospital - Foto: Sara Muniosguren

La Agencia Estatal de Meteorología alerta del riesgo de posibles tormentas durante esta semana que pueden ocasionar rachas de viento muy fuerte con incluso algún granizo

Tanto la Junta de Castilla y León como los servicios médicos confirmaron que tres personas fueron dadas de alta después de que tuvieran que ser atendidas por urgencias el pasado fin de semana debido a la ola de calor. El viernes fue atendida una cuando las temperaturas máximas ascendieron hasta los 39ºC, batiendo el récord de temperaturas máximas del mes de junio desde que se produjese en 1950. Las otras dos fueron reconocidos el domingo a pesar de que las temperaturas ya había sufrido un ligero descenso.  
La ola de calor produjo una mayor necesidad de consumo de agua en la población afectando como consecuencia a un mayor consumo de bebidas frías en los hogares, bares y también hospitales. Varias quejas han llegado al periódico en las que informaban acerca de la inexistencia de botellas de agua en las máquinas expendedoras del hospital Río Carrión. «Durante el día tuvimos que ir a la cafetería a por agua fresca» declaró el lector e hizo referencia al problema al que tuvieron que enfentarse cuando la cafetería cerró por la noche y no tuvieron  otra posibilidad que acudir a la gasolinera más cercana para poder comprarlas. 
Por otra parte la ola de calor también incrementó de forma notable el consumo de energía eléctrica en la provincia, ya que según Iberdrola el jueves pasado aumentó a 2,893 megavatios hora  en relación a los 2,752 megavatios hora que hubo una semana antes. Esto supuso un incremento del 4,9% más en la demanda. Desde la Red eléctrica de España también confirmaron que tanto Palencia como la totalidad de la península incrementó la demanda de energía eléctrica el pasado viernes con 38,175 megavatios. Sin embargo debido al descenso de las temperraturas el consumo eléctrico del pasado sábado fue de 34,075 megavatios y el punto máximo diario del pasado domingo fue con 31,961 megavatios.
Asimismo la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alerta del riesgo de posibles tormentas que pueden ocasionar rachas de viento muy fuertes con incluso algún granizo. A pesar de que durante esta semana se espera que haya un ligero descenso de las temperaturas, rondando entre los 31 y 33 grados, la inestabilidad en la que se encuentran las capas altas de la atmósfera mantiene el riesgo de tormentas y leves precipitaciones mañana y el jueves. Fue el caso de la localidad de Astudillo ya que durante la pasada tarde del domingo se produjeron las primeras tormentas con granizo. Aunque la ola de calor se ha terminado las altas temperaturas propias de verano continuarán.