1,9M€ para la inserción laboral de 400 universitarios y FP

Rubén Abad
-

Los beneficiarios del programa cobrarán 660 euros. El consejero de Empleo avala el «éxito» del modelo Dual

1,9M€ para la inserción laboral de 400 universitarios y FP - Foto: Sara Muniosguren

La Junta autorizó en un Consejo de Gobierno reciente un paquete de subvenciones por un importe global de 1,9 millones de euros a las fundaciones de las cuatro universidades públicas de la Comunidad (Valladolid, Salamanca, Burgos y León) para facilitar la inserción laboral de los jóvenes en empresas de Castilla y León, preferentemente con actividades vinculadas a sectores estratégicos.
Ayudas que servirán, fundamentalmente, para financiar un programa de prácticas no laborales con el que 400 titulados universitarios y de Formación Profesional  (FP) en desempleo podrán mejorar su cualificación profesional y ampliar sus opciones de acceder al mercado de trabajo.
El objetivo final de esta novedosa iniciativa impulsada por la Consejería de Empleo e Industria es doble. Por un lado, pretende facilitar la empleabilidad de un colectivo, el de los jóvenes, que habitualmente encuentra dificultades para conseguir un puesto de trabajo pese a su alto nivel de formación. Por otro, pone a disposición de las compañías ubicadas en el territorio autonómico (entre ellas, las pertenecientes a la agroalimentación y la automoción) mano de obra cualificada, lo que a su vez contribuye a reforzar la competitividad del tejido productivo y a retener talento. 
El programa de prácticas no laborales está dirigido a personas que hayan obtenido un título universitario, de FP o de enseñanzas escolares de régimen especial a partir del 1 de enero de 2015 y que figuren inscritas como desempleadas en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl). La beca tendrá una duración de entre cuatro y seis meses y cada beneficiario recibirá un salario bruto mensual de 660 euros durante su estancia en la empresa.
Esta es la respuesta que ha dado el Ejecutivo autonómico a la demanda cada vez mayor de las empresas, que encuentran serias dificultades para fichar a nuevos talentos en sus industrias, tal y como quedó de manifiesto en la Mesa de Redacción Agroalimentación y Automoción: pilares de la industria palentina, organizado por Diario Palentino. 
FP DUAL. En paralelo, el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, hizo especial referencia a la FP Dual, una modalidad de Formación Profesional que se realiza en alternancia entre el centro educativo y la empresa. «Nosotros estamos convencidos de que el éxito está en la FPDual», señaló el consejero, quien afirmó que «estamos dispuestos a cambiar el chip, y a aprender a llevar a las pequeñas empresas lo que funciona en las grandes». A este respecto, Barrios precisó que a la automoción llega personal «muy cualificado» de las universidades, pero «las competencias y habilidades se dan en el sistema productivo real», es decir, en la empresa.
¿Qué opinan las empresas palentinas sobre este modelo educativo que cotiza al alza? En general, lo reciben con los brazos abiertos, a sabiendas de lo difícil que les resulta dar con los perfiles adecuados, principalmente puestos técnicos.
Ante este panorama, el director general de Metalimpex, Gustavo Rodríguez, afirmó que«tenemos que ser capaces en Castilla y León de retener el talento y de hacer volver al que ya se fue». A continuación, expuso que «hay muy buenos profesionales, pero nos cuesta hacerles venir a la provincia».
En Benteler ya tienen experiencia con la FPDual. Una experiencia que su plant manager, Roberto Cossío, calificó como «muy interesante», aunque reconoció que «todas las empresas del sector están luchando por automatistas, robóticos, eléctricos, matriceros o cualquier otro de estos puestos, pero no salen», a lo que añadió que estos trabajadores «deberían venir de las distintas ramas de la FP y no de ingenierías».
EMPRESA FAMILIAR. Por la FPDual también apuesta de forma decidida la empresa familiar, como es el caso de Cascajares. A este respecto, el presidente del grupo, Alfonso Jiménez, precisó que «no hay suficientes chicos que estén cursándola, lo que es una lástima, porque la fórmula es fenomenal». Reconoció, a su vez, que está «encantado» de la buena acogida del Cerrato palentino y de sus gentes, y subrayó que en su firma «siempre» apuestan por perfiles junior (están empezando su carrera) «que entran como becarios y luego se quedan en la plantilla (integrada de forma mayoritaria por mujeres)».
Un discurso similar mantuvo el consejero delegado de Trapa, Gerardo Fernández. «Nos resulta complicadísimo encontrar personal para mandos intermedios. Dices Palencia y parece que has dicho el demonio», subrayó. 
RETO DEMOGRÁFICO. En un momento en el que la provincia pierde población a marchas forzadas, las empresas que desarrollan su actividad industrial en cualquiera de los pueblos, ponen su granito de arena para atraer a nuevos pobladores al medio rural o, al menos, mantener los que hay. «La pequeña industria agroalimentaria es una buena herramienta para luchar contra esa España vaciada», concluyó Jiménez.