El deshielo y las lluvias desbordan el Rubagón y el Pisuerga

Alberto Abascal-Andrea Benito
-

Algunas viviendas y establos de Nestar sufrieron las crecidas del cauce al igual que La Cascajera de Aguilar

El deshielo y las lluvias desbordan el Rubagón y el Pisuerga

El deshielo y las fuertes precipitaciones de las últimas horas provocaron el desbordamiento de los ríos Rubagón y Pisuerga en distintos puntos de la zona norte de la provincia, según informaron fuentes vecinales y según pudo comprobar este periódico.
Las mismas fuentes indicaron que el cauce del río Rubagón se desbordó en algunos momentos de la tarde de ayer junto a la carretera que une Aguilar con Barruelo de Santullán. De hecho, el agua alcanzó algunas casas y establos aledaños al cauce, aunque en un principio, no causaron daños mayores.
El Rubagón atraviesa las localidades de Brañosera, Barruelo de Santullán, Porquera de Santullán, Villavega de Aguilar y Nestar, antes de diluirse en el Camesa cerca de Quintanilla de las Torres. 
El deshielo y las lluvias desbordan el Rubagón y el PisuergaEl deshielo y las lluvias desbordan el Rubagón y el PisuergaLos efectos también se dejaron notar sobre la localidad de Nestar donde el avance de las aguas llegaron a taponar parte del puente sobre el río, aunque según las informaciones aportadas no hubo que lamentar males mayores.
El río Pisuerga a su paso por la comarca de Aguilar también dejó huella, como en la zona conocida como La Cascajera, que quedó anegada por sus aguas dado el alto volumen que arrastraba. Asimismo, varias carreteras de la zona norte sufrieron embolsamientos de agua como en la C-626 de Santibáñez a Cantoral de la Peña; en la C-627 desde Cervera a San Salvador de Cantamuda; en la P-210 entre Cardaño de Abajo y Velilla; en la P-215 de Guardo a Velilla y la citada P-220 de Aguilar a Brañosera.

Por lo demás, las últimas nevadas y las importantes precipitaciones de lluvia acumuladas a lo largo de este mes de noviembre, especialmente en la zona norte de la provincia, han mejorado ligeramente la situación de los embalses. Según los datos ofrecidos por la Confederación Hidrográfica del Duero, Camporredondo se encuentra al 23,3% de su capacidad; Aguilar de Campoo (21,7%), Compuerto (48,6%), Requejada (35,8%) y Cervera de Pisuerga (33,9%). Todos ellos se encuentran además con tendencia ascendente en cuanto a capacidad de almacenaje de agua. 
Por lo demás, el viento será el fenómeno que afectará mañana a la provincia. De hecho podría superar los 100 o 110 kilómetros por hora, según la Aemet.