La menor ratifica que la agredieron y que sabían su edad

SPC
-

Las declaraciones de la víctima y sus padres centran la segunda sesión del juicio, que tuvo que suspenderse hasta en dos ocasiones ante el «estado de nerviosismo» de la joven

Vehículo en el que la menor salió de juzgado de Burgos tras su declaración de ayer. - Foto: Ical

La menor que denunció a tres exjugadores de La Arandina mantiene que los encausados la agredieron sexualmente y que, además, eran perfectos conocedores de su condición de menor de edad, a pesar de que los aludidos no sólo negaran el primer día del juicio haber mantenido sexo con ella sino también que estuvieran al corriente de que no era mayor de edad. De esta forma, la denunciante del ‘caso Arandina’, por el que se piden entre 118 y 130 años de cárcel para los tres acusados, ratificó ayer su declaración en las diligencias previas y relató «pormenorizadamente todo lo que la hicieron en la casa», según declaró su abogado Patricia Ortiz. «Estamos cansados; ha sido una mañana muy dura, sobre todo, para la niña», exclamó.
Las declaraciones de la menor y sus padres centraron la segunda sesión del juicio, que se extendió durante cuatro horas y que tuvo que suspenderse en dos ocasiones al entender el presidente del Tribunal que la víctima no estaba en condiciones de declarar debido a «su estado de nerviosismo» y hasta que ésta no se repuso, la sesión no se reanudó. «Ha habido que hacer un receso para que pudiera recuperarse y poder continuar contando lo que ocurrió», dijo, según informa Ical.
Las preguntas hacia la víctima fueron formuladas por las partes dado que no solicitaron que la menor fuera preguntada solamente por el juez, si bien el magistrado presidente del Tribunal preguntó cuando consideró conveniente aclarar algún aspecto. La práctica de que las preguntas sean realizadas solo por el presidente para evitar que tuviera que ser interrogada por el fiscal, dos abogados de la acusación y otros tres de la defensa es algo que suele llevarse a cabo cuando las víctimas tienen edades más tempranas.
La letrado de la víctima precisó que había una mampara «para que pudiera contestar sin tener que ver a los acusados». También aseguró que no ha caído en «ninguna contradicción», tal y como aseguraron los letrados de la defensa. Asimismo, aseveró que la menor «ha explicado todos los hechos que ocurrieron y que denunció», negando que haya contado «cuatro versiones distintas» como sostiene la parte defensora. 
Por su parte, la acusación popular, ejercida por la asociación Clara Campoamor a través del letrado Luis Antonio Calvo, coincidió con la versión y sostuvo que «la niña se ha ratificado en la versión que siempre ha declarado». «Ha sido siempre muy coherente en sus declaraciones y entendemos que hay una prueba suficiente de que los hechos han sucedido como siempre ella ha declarado», aseguró.
«Se lo dijo expresamente»

Asimismo, negó que la víctima hubiera caído en «ninguna contradicción» y relató que la menor declaró que los futbolistas «si que sabían que tenía 15 años». «A Carlos expresamente y los otros dos también lo sabían», apostilló. «Se lo ha dicho por Instagram y también verbalmente», añadió. 
También añadió que la menor declaró que «un día concreto se lo dijo a dos de ellos cuando estaban en un bar, justo debajo de la casa en la que vivían». Asimismo, Calvo señaló que se decidió a denunciar unos días más tarde porque «se ha ido poco a poco dando cuenta de lo que realmente había sucedido».

«Estaban en un momento bastante teatralizado»
En el caso de las defensas, uno de los abogados, Rafael Uriarte, quien defiende al futbolista Víctor Rodríguez, reafirmó la inocencia de los tres futbolistas. Así, sostuvo que «los testigos han cometido muchas contradicciones» y que «cada vez estamos más contentos a pesar de que la acusación popular ha intentado guiar a alguno con artimañas extrañas». Asimismo, aseguró que los acusados desconocían la edad de la menor en el momento de los hechos denunciados y llegó a manifestar que la acusación «trata de demostrar que sabían que tenían 15 años pero es imposible». Acerca de cómo vio las declaraciones de la víctima y de sus padres, Uriarte declaró: «Estaban en un momento de bastante teatralización y no se puede decir si el ánimo era cierto o fingido pero bien, hacían sus afirmaciones bien aprendidas», según informa Ical.



Las más vistas