Primera derrota en casa

Alberto Moreno
-

Los morados desperdiciaron tres claras ocasiones y acabaron cediendo ante el Numancia B de los palentinos Silva y Herrera

Primera derrota en casa - Foto: Sara Muniosguren

palencia cristo atlético. Miguel, Viti, (72’ Dani Burgos), Pablo, Abel, Obispo, Charaf, Javi Bueno, Blanco, (77’ Vallecillo), Fraile, Edu, Álvaro.
numancia b. Jara, Silva, Ceinos, Raúl, De Frutos, Abel Conejo, Almagro, David, (77’ Álvaro), Adri Herrera, Alfredo, (90’ Ebri), Ali Radjel, (67’ Juan de la Mata), 
árbitro. Iván Pablo Gómez, salmantino. Asistido por Raúl Manchado e Iván Martín. Amarillas al morado Víctor y a los visitantes Ali Radjel, Abel Conejo y Adrián Herrera. Se le pidió un penalti en área local.
gol. 0-1: Min. 65: Alfredo, culminando un contragolpe.
 
Es cierto, muy cierto, que el Palencia Cristo Atlético compite bien, que trata de tú a tú en el juego a rivales más poderosos económicamente, que le condenan errores puntuales en las dos áreas (como ayer mismo sucedió), pero también lo es que ni en la pasada ni en la actual temporada ha sido capaz de ganar a los equipos punteros, no acaba de comer en la misma mesa.
El Palencia Cristo Atlético tiene muy buen equipo, plagado de jugones, de futbolistas de calidad y también un muy buen técnico. Pero le falta un plus para alcanzar a los gallos y ese plus se llama creérselo. Hasta que ese hecho no se produzca será difícil que dé el salto de calidad que se precisa para jugar el play-off. No vale con tratar de tú a tú a un poderoso, sino superarlo y más en casa. A La Balastera los rivales deben venir a sufrir los noventa minutos, a amoldarse a lo que proponga el equipo morado. Ayer, derrota ante el Numancia B. Seguramente, no justa, pero el play-off de ascenso se gana por puntos, no por méritos, aun reconociendo que el fútbol no está siendo justo con el Palencia Cristo Atlético.
Rubén Gala, ante las numerosas bajas por lesión o sanción, formó esta vez con un 1-4-1-4, colocando a Miguel defendiendo los palos; Viti y Pablo, en los laterales, con Abel y Obispo en el eje de la zaga. Por delante, Charaf, escoltado en los interiores por Blanco y Edu, y en las bandas por Bueno y Alvarito, dejando como referencia a Fraile, el mejor de los morados ayer. Dos palentinos en el once numantino, el lateral derecho y capitán Juan Ignacio Pajín Silva y el exdelantero morado Herrera.
Cargó su juego el filial soriano sobre la banda izquierda, buscando al vertical Ali Radjel que hizo sufrir mucho a Viti. Del extremo partió la primera clara ocasión visitante, desbordando al ayer lateral morado, pero su remate encontró las manos de un Miguel bien situado. Era el Palencia Cristo Atlético el que más posesión tenía de balón, pero los sorianos daban sensación de algo más de peligro, actuando con verticalidad y rapidez en las acciones ofensivas. Sin embargo, fuego real por ambas partes no hubo más en este periodo, salvo la clarísima en el descuento de Fraile, que tras hacer lo difícil, falló en lo fácil, que era dar el pase de la muerte a Edu, libre de marca en el área pequeña.
La segunda parte se desarrollaba por derroteros parecidos. El Numancia B generó la primera ocasión de peligro, tras un despeje en corto de Miguel que no aprovechó David. Diez minutos más tarde llegaba el tanto visitante, en una contra de libro, con saque largo del portero, error en el despeje de Viti, Adri Herrera esperando a la segunda línea y remate a placer de Alfredo. Viti, al que se le vio incómodo en el lateral, minutos más tarde, tuvo en sus botas el empate.Le dio tiempo hasta pensar en cómo celebrar el gol, pero envió el balón fuera.
Mejoró con los cambios el Palencia Cristo Atlético ante un rival soriano que se echó unos metros atrás, esperando a su rival y buscando la contra. Fraile tuvo el empate en sus botas. Lo hizo todo bien, pero Ceinos salvó el gol y el empate, que hubiese sido lo más justo.