Irene Mata alcanzó la gloria

Alberto Moreno
-

Segunda mujer palentina en alcanzar la máxima categoría, tras Carmen Fraile. Jugará ahora en la Universidad de Howard

Irene Mata alcanzó la gloria - Foto: Sara Muniosguren

El 30 de marzo de este año se produjo un hecho importante en la historia del deporte palentino, en general, y del baloncesto provincial, en particular. Irene Mata Andrés, con sólo 18 años, debutaba con el Perfumerías Avenida de Salamanca (uno de los mejores equipos, sino el mejor, de España y de Europa) en el encuentro correspondiente a la jornada 25 de la Liga Día. Lo hacía en el pabellón Wurzburg frente al Mann Filter Salamanca, actuando diez minutos. La prometedora jugadora palentina forma parte de este ICampus Saborea Básket.
Habría que remontarse muy atrás para encontrar a otra jugadora palentina en la máxima categoría del baloncesto español, en los años setenta y ochenta, Carmen Fraile López, que fue una de las referencias del baloncesto español, llegando a ser internacional en 42 ocasiones, tras militar en el Celta, Mataró, Comansi, Betània, Sabor d’Abans. La joven Irene desconocía ese dato, pero no oculta su enorme orgullo por haber debutado en la máxima categoría del baloncesto español. «Es un sueño hecho realidad. Todas las jugadoras que empezamos a practicar este deporte queremos llegar a lo máximo y yo lo he logrado».
Lo hizo, además, defendiendo los colores de un equipo que lucha por todo (este año se quedó a las puertas del título). «Estoy muy agradecida al Perfumerías Avenida por la oportunidad que me dio». Pese a su juventud, Irene Mata es una trotamundos, habiendo militado en muchos equipos de diversas provincias. «Empecé a jugar con siete años en el equipo de mi colegio, Filipenses (curiosamente, el mismo que lo fue de Carmen Fraile). Cuando cumplí doce años empecé a irme a otras ciudades, cambiando de equipo y de colegio sólo por el baloncesto. Siempre he buscado mejorar y si lo podía haber en otro lugar no me lo pensaba. Con la ayuda de mis padres he podido hacerlo».
a estados unidos. Ese espíritu aventurero le va a llevar ahora fuera de España, dado que tras cumplir su etapa júnior con el Perfumerías Avenida ahora se irá a estudiar y vivir a Estados Unidos. «Me voy en agosto a Texas, es una nueva experiencia y a ver qué tal me va. Allí voy a jugar en la Universidad de Howard. Valoré las ofertas que tenía en España (varias de la Liga Día) y al final me decidí por irme allí».
Irene Mata es la mayor de este campus que organiza su padre, Javier Mata. «El año pasado ya participé en un campus en Serbia. La forma en la que trabajan es la mejor que he tenido nunca y he querido repetirlo con entrenadores de ese país. Sería bueno que esos conocimientos llegasen todavía más a España para que los niños aprendan desde pequeños».
De la posibilidad de formar parte del equipo palentino femenino que aspira a llegar a categorías superiores no tiene conocimiento, pese a que uno de sus impulsores sea su padre. «Si en un futuro vuelvo a Palencia, qué mejor que jugar en casa».