Alguna vez tenía que ser

Alberto Moreno
-

El Leyma Coruña de Sergio García rompe la racha del Chocolates Trapa

Alguna vez tenía que ser - Foto: Sara Muniosguren

área 11 / la coruña
El Chocolates Trapa Palencia puso fin a su gran racha de siete victorias consecutivas al caer derrotado ante un rival, el Leyma Coruña, que mostró mucha intensidad defensiva tanto al principio como al final del partido. Era un choque de trenes, dos estilos totalmente diferenciados. Los locales, dirigidos por el extécnico morado Sergio García, más físicos. Los palentinos, con un baloncesto más vistoso y talentoso. Los coruñeses supieron llevar el partido a su terreno y esa fue la clave-
Los de Carles Marco siempre fueron a remolque de los gallegos, pero un gran último cuarto les permitió luchar por la victoria hasta los instantes finales. Kacinas, con 13 puntos y ocho rebotes, fue el más destacado de los morados.
Buscaba el conjunto dirigido por Carles Marco un triunfo que lo mantuviera en lo más alto de la clasificación consciente de la dificultad que iba a entrañar hacerlo ante un rival como el gallego, que desde el minuto uno demostró que sus guarismos esta temporada no son fruto de la casualidad. Así, la intensidad y la energía fue la nota predominante de un primer cuarto en el que fueron ligeramente superiores los dirigidos por Sergio García, un viejo y querido conocido del cuadro palentino.
Fue un inicio arrollador por parte de ambos contendientes, que no dieron tregua. Destacaron para los herculinos su principal figura, Blackwell; y para los visitantes un Larsen que anotó 9 puntos y cazó un rebote. El Leyma Coruña, además, se mostró muy enchufado en los instantes iniciales, donde firmó un porcentaje de tiro del 73% que le permitió, gracias a una canasta de Bulic a 21 segundos de la conclusión, llegar al segundo capítulo cinco puntos arriba (27-22).

Los naranjas siguieron a lo suyo en el segundo cuarto, aprovechándose de los errores del Chocolates Trapa Palencia para abrir brecha y escaparse. A falta de cinco minutos para el descanso, la distancia no hacía más que crecer, con un 39-27 que obligaba a reaccionar a los castellanos y leoneses. Y así fue: entre Larsen, Jorgensen y Grimau —los dos últimos con sendos triples— recortaron ocho puntos que establecían el 39-35 e inyectaban de moral a los suyos, que se fueron a los vestuarios sin haber dicho la última palabra (47-39).

segunda parte. Tras el descanso y con todo por decidir, el Chocolates Trapa Palencia se lanzó a por la victoria y rápidamente metió el miedo en el cuerpo a un Leyma Coruña al que por momentos le costaba defender las rápidas transiciones moradas. A los 22 minutos el electrónico reflejaba un apretado 47-45 que, sin embargo, obtuvo respuesta por parte coruñesa, con un parcial de 7-0 (54-45). Entre Dos Anjos y Kacinas, claves en términos reboteadores, las opciones se mantenían a falta de diez minutos (60-55).
Pradilla inauguró el electrónico en un último cuarto emocionante que se inició con seis puntos de los palentinos que les permitieron, por tercera vez en todo el encuentro —la primera fue a los 56 segundos y la segunda, también en el cuarto inicial—, ponerse arriba en el marcador (60-61). La presión fuerte en defensa y el dominio en ataque del Chocolates Trapa Palencia provocaron un tramo final de infarto en el luminoso coruñés, que a partir de ahí vivió un intercambio de golpes constante.
Al último minuto se llegó con 78-76. Una falta personal y el posterior acierto de Peciukevicius en los tiros libres aumentaron la distancia a cuatro puntos. Marco pidió tiempo pero tras él, no salieron ninguna de las jugadas. Jasaitis marró un precipitado triple, terminó haciendo personal y con ella, el Leyma sentenció un partido en el que pudo haber pasado cualquier cosa y que supuso el fin de la buena racha morada.
Dada la igualdad de esta liga, tras esta jornada el Chocolates Trapa pasa de la primera plaza a la tercera, formando parte de un cuarteo con dos derrotas, junto al Carramimbre, Mallorca y Guipúzcoa. Poco a poco se van defiendo las posiciones y los grandes favoritos. Este próximo viernes visita el pabellón el HLA Alicante, recién ascendido, pero que está realizando una gran campaña, ocupando la sexta posición.