Hasta que se quedó sin fuerzas

David del Olmo
-

Chocolates Trapa cede por 79-61 ante el Bilbao en el quinto partido de la serie

Murió con las botas puestas - Foto: @PalenciaBasket

El Chocolates Trapa Palencia caía en el quinto y definitivo partido de la eliminatoria de cuartos de final en la cancha del Retabet Bilbao, que impuso su condición de favorito ante unos morados que, aunque no se rindieron, no pudieron llegar al final con opciones de dar la sorpresa. 
El partido arrancaba con un triple de Steve Vasturia para empezar a quitar los nervios de su equipo en un partido de tanta trascendencia. Y, tras el 5-5 (primer empate que mostró el marcador del Miribilla, con el acierto de tres del local Osvaldas Matulionis), era el más veterano de los morados, el capitán Urko Otegui, quien asumía el protagonismo de los suyos. 
El pívot donostiarra protagonizaba dos jugadas casi seguidas de lado a lado de la pista, culminadas de forma impecable (la segunda recibiendo personal), y añadía a sus primeros minutos de encuentro dos certeros lanzamientos que situaban por delante a los palentinos, dentro de la alternancia que se vivía en el tanteo del primer periodo. Al final, 15-15. Mayor igualdad, imposible. 
Se notaba la tensión en los protagonistas, con tiros desviados por uno y otro conjunto, muchos contactos en cada defensa y sudor para que cada punto subiera al marcador. Mientras, los 400 aficionados morados se dejaban oír desee las alturas del precioso recinto bilbaíno, en minoría, pero sin perder la fe. 
Así arrancaba el segundo acto, con unos buenos minutos de Moussa Koné sosteniendo a los suyos en ataque, sumando las tres primeras canastas del Chocolates Trapa (primero, a canasta pasada, luego un espectacular alley-oop, para acabar con un mate), que se colocaba 17-21. 
Respondía el Retabet Bilbao con un parcial de 8-0 (con dos triples desde la esquina, de Jaylon Brown y Javi Salgado, tras la bandeja de Edu Martínez). Y regresaba la igualdad con el 2+1 de un Rokas Gustys que se sosegaba tras un comienzo titubeante. El lituano anotaba sus tres tiros libres antes del descanso para situar el 25-26. Recuperaba la iniciativa el equipo local (29-26) antes de que, a 2’03’’ del descanso, Carles Marco detuviera el choque por primera vez. También lo hacía Álex Mumbrú justo antes de un intermedio al que se llegaba con 31-28. 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino