40.000€ para recuperar el cuérnago del molino de Vidrieros

Rubén Abad
-
40.000€ para recuperar el cuérnago del molino de Vidrieros

La Junta subvenciona son 387.000 euros diez proyectos turísticos en los que se invertirán 580.000 euros. El delegado de la Junta, la jefa del Servicio de Cultura, el alcalde de Triollo y el presidente de la Junta Vecinal visitaron las obras de mejora

Las ayudas concedidas por la Consejería de Cultura y Turismo a la provincia de Palencia para la mejora del sector turístico se basan en tres convocatorias: subvenciones a particulares destinadas a financiar actuaciones para fomentar la calidad de este sector en la Comunidad, subvenciones destinadas a Entidades Locales para financiar actuaciones de mejora de la calidad en las infraestructuras turísticas, y subvenciones destinadas a financiar actividades de comercialización, internacionalización, accesibilidad e innovación de la oferta turística y de formación de personal vinculado al sector turístico.

Dentro de las segundas, las destinadas a entidades locales con población menor a 20.000 habitantes, a Palencia le han correspondido una subvención total de 387.111 euros para 10 proyectos de 10 localidades y una inversión total de 580.000 euros. Entre estos 10 proyectos está la actuación que hoy se ha visitado en Vidrieros y que ha contado con una ayuda 39.560 euros para una inversión aprobada de 60.000 euros.

Se han realizado trabajos para la recuperación del edificio del antiguo molino y del cuérnago del que tomaba el agua del cauce principal, ubicado a los pies de la iglesia románica del siglo XII. Se crea un conjunto con la nueva dotación en la localidad de forma que se puede ampliar la oferta turística, que hasta la actualidad se centraba exclusivamente en el turismo medioambiental de senderismo y montaña, ya que el antiguo molino y su cuérnago se incorporan al programa de edificios de origen vernáculo como la fragua de Vidrieros.

El molino es un edificio de carácter etnográfico descriptivo que relata un antiguo oficio y los modos de vida que en la práctica no han llegado hasta nuestros días. Se trata, no solamente de rentabilizar la arquitectura, sino de equipar para recrear como era un molino para hacer más fácil su comprensión y más atractiva su exhibición. Mostrar el modo de vida de los responsables de este oficio, así como describir los modos de vida de la una época. Todo esto se realiza mediante la restauración y la rehabilitación. En esta intervención se incluye el equipamiento necesario para la recreación y la interpretación de modo que se pueda ilustrar y proceder a una experiencia más enriquecedora para el visitante.