Investigan si unos restos son del religioso Román Heras

ALBERTO ABASCAL
-
Investigan si unos restos son del religioso Román Heras

El juzgado número 4 de Arenys de Mar tiene abiertas las diligencias. Desapareció en agosto de 1936, en plena contienda civil

El juzgado número 4 de Arenys de Mar mantiene abiertas las diligencias para esclarecer si los restos humanos hallados en lo que hoy es el parque natural del Montseny pertenecen o no al religioso palentino Román Heras de Arriba, desaparecido en agosto de 1936, y que formaba parte de un grupo de religiosos de la congregación Misioneros del Sagrado Corazón, siete de los cuales murieron asesinados en Serinyà (Girona) y que el año pasado fueron beatificados.
La defensa legal de la congregación ha solicitado el examen de los restos para una posterior verificación de la entidad a través del ADN aportado por familiares directos del religioso.
El  6 de mayo de 2017 se celebró en Girona la beatificación de siete religiosos de los Misioneros del Sagrado Corazón, que fueron asesinados en Serinyà (Girona) en septiembre de 1936. Dos de estos mártires eran palentinos. Se trataba del padre Abundio Martín Rodríguez, natural de Villaescusa de Ecla, y del Hermano Jesús Moreno Ruiz, de Osorno. Sin embargo, si la ciencia hace su papel, los Misioneros del Sagrado Corazón que se encontraban en el colegio-seminario de la localidad catalana de Canet de Mar podrían sumar un mártir y un beato más, en la persona de otro palentino de nacimiento y compañero de los siete religiosos beatificados en Girona.  

Román Heras de Arriba salió con sus compañeros hacia Francia tras estallar la Guerra Civil pero pronto se debió perder e intentó regresar al colegio de Canet de Mar, donde se encontraba. Las mismas fuentes indican que le vieron y hablaron con él al menos dos personas. Natural de Velilla de la Peña, tenía 22 años y, según parece, era el coadjutor del Colegio. La última vez que se le vio fue entre el 4 y 5 de agosto del 1936.  
«Hay que tener prudencia porque estos procesos son largos. Hace un tiempo se encontraron unos restos humanos en el bosque sobre lo que hoy es el parque natural del Montseny y fueron ubicados en alguno de los ayuntamientos de la zona», comentó a este periódico el padre Francisco Blanco, de los Misioneros del Sagrado Corazón de Canet de Mar.  La congregación se puso en contacto con familiares de Román Heras de Arriba situados en Velilla de la Peña, Valladolid y Galdácano (Vizcaya) para intentar obtener pruebas de ADN a fin de cotejarlos con los restos hallados.