Las cuentas salvan el dictamen de Hacienda sin apoyo de Vox

Carlos H. Sanz
-

Los votos de PP y Cs bastaron para dar el visto bueno al borrador en la comisión, que solo contó con la oposición Ganemos, mientras que el PSOE optó por abstenerse a la espera del pleno

Las cuentas salvan el dictamen de Hacienda sin apoyo de Vox - Foto: Sara Muniosguren

El borrador del presupuesto del Ayuntamiento para el próximo año superó ayer su primera prueba: el dictamen favorable de la comisión de Hacienda, donde se dio luz verde a las cuentas a la espera de que el pleno las debata y vote para aprobarlas y rechazadas. Una prueba importante porque demuestra que el proyecto económico para 2020 está maduro y, al menos, carece de oposición suficiente para devolverlo a la mesa de negociación. Sin embargo, conviene tener en cuenta que el dictamen favorable de las cuentas fue posible gracias a los votos a favor del Partido Popular y Ciudadanos, ya que Vox y el PSOE optaron por la abstención, y Ganemos votó en contra.
Será el próximo lunes cuando el pleno se reúna y, tras debatir la propuesta presupuestaria para el próximo año, se sepan si el equipo de Gobierno de PP y Cs reúnen los apoyos necesarios para su aprobación inicial. En esa sesión es muy probable que el PSOEcambie su voto a un no, por lo que con la edil de Ganemos sumarían 12 noes.
PP y Ciudadanos suman otros 12, por lo que será el voto de la edil de Vox, Sonia Lalanda, el que tiene la llave del presupuesto de 2020. Al equipo de Gobierno le vale tanto el apoyo como la abstención del partido de Santiago Abascal, ya que en el segundo caso sería el voto de calidad del alcalde el que desempataría la votación.
Nada hace pensar, en principio, que  Vox vaya a rechazar las cuentas de 2020, sobre todo si se tiene en cuenta que Lalanda ha participado activamente en su confección y que la propuesta definitiva recoge gran parte de las exigencias marcadas por la formación, como la reducción de las subvenciones y ayudas en un 25% o la eliminación del plan de medios de comunicación.
El documento presupuestario que ayer se dictaminó difiere ligeramente del presentado por el equipo de Gobierno a mediados de mes, ya que se han introducido algunas partidas que han elevado el montante global de 79,4 a más de 79,5 millones de euros. Las más importantes son 200.000 euros para el plan de asfaltados -ya estaba dotado con 500.000- y 30.000 euros para el área de Servicios Sociales. 
la negativa de ganemos. El mismo día del dictamen, el grupo municipal de Ganemos motivó su oposición a la propuesta del equipo de Gobierno de Cs y PP. «Estos presupuestos empeoran la vida de la gente y de las asociaciones», sentenció su portavoz, Sonia Ordóñez, que criticó que el equipo de Gobierno «no ha escuchado a nadie y le ha faltado diálogo y sensibilidad»
Para Ganemos, la propuesta de PP y Cs cruza una serie de líneas rojas que le han movido a no hacer aportación alguna al presupuesto. «Están acordados desde hace meses y se hayan plegado a la extrema derecha», aseveró la portavoz, que culpó a PP y Cs del «auge de una extrema derecha que impone el odio a los diferentes y a eliminar subvenciones a colectivos que estén trabajando por la integración social o la defensa de las minorías».
«Existe una falta de valoración de los colectivos sociales, porque todas las ayudas van a pasar a concurrencia competitiva y, previsiblemente, muchas se van a quedar fuera, sobre todo las relacionadas con la capacidad y la atención a enfermedades», argumentó Ordóñez.
La precarización de la ayuda a domicilio, las limitaciones al plan de movilidad ciclista, el abandono en el mantenimiento de parques y jardines o la supresión del plan de comunicación de medios, son otros motivos para el no de Ganemos.