scorecardresearch

El freno en la automoción merma el 42% de las exportaciones

Carlos H. Sanz
-

El volumen de ventas al exterior en lo que va de año asciende a 928.542.000 euros, que es menos que el acumulado de junio y julio del año pasado

El freno en la automoción merma el 42% de las exportaciones - Foto: Eva Garrido

El sector de la automoción condiciona desde siempre la balanza comercial de la provincia, situando a Palencia -gracias a Renault y sus empresas auxiliares- como una de las más exportadoras de Castilla y León, pero también poniéndola en aprietos por las dificultades que la fabricación de automóviles sufre para adaptar su producción a las tendencias del mercado. 

A la crisis de los semiconductores heredada de la pandemia se ha sumado el cambio de modelo que se fabrica en la factoría de Villamuriel de Cerrato, del Megane al Austral, y eso, por supuesto, se está dejando notar ya en la balanza comercial de la provincia e, incluso, de toda Castilla y León.

La estadística de comercio exterior publicada por la Junta de Castilla y León describe cómo la provincia acumula 928.542.000 euros en exportaciones entre enero y julio, lo que supone un 42,4 por ciento menos que el balance del mismo período del año pasado. En ninguna provincia de Castilla y León caen tanto las exportaciones como en Palencia, que arrastra a la región a una caída del 7,6%.

Durante el mes de julio, el último incluído en la estadística, se realizaron ventas al exterior por valor de 161.522.000 euros. No es un mal dato porque es el segundo mayor del año tras el registrado en mayo (194.432.000 euros); además, junto a Valladolid y Burgos son las provincias que registraron el mayor volumen de ventas al exterior en los siete primeros meses del año, con participaciones del 39,2 por ciento, en el primer caso, del 22,8% en el burgalés, y del 10,1 por ciento en Palencia sobre del total de exportaciones.

Sin embargo, no puede compararse con el volumen de ventas que se anotó en junio y en julio del año pasado. En estos dos meses de 2021, las exportaciones sumaron los 949.568.000 euros, es decir, más que todo el acumulado de este 2022. Y, de ahí la importancia del sector en el comercio exterior de la provincia, la mayoría fueron turismos y, por tanto, salieron directamente de la factoría de Villamuriel de Cerrato. En junio, las ventas al exterior alcanzaron solo de vehículos 434.546.000 euros, y en julio, los 408.624.000. En total, 843.170.000 euros, lo que significa que 89 de cada 100 euros estaban vinculados a la automoción.

Esta enorme diferencia en el volumen de ventas al extranjero explica esa caída del 42,4% respecto al año pasado a pesar de que el de julio fue el segundo mejor dato no solo en lo que va de año sino también desde agosto de 2021.

importaciones. En cuanto a las importaciones, la provincia sumó operaciones por valor de 55.192.000 euros durante el mes de julio, un 7,2% menos con respecto al mismo mes del año pasado. Esto sitúa el acumulado de este 2022 en los 461.180.000 euros, que si se compara con 2021 es un 4,5 por ciento más entre enero y julio.

El dato ilustra un incremento de las relaciones comerciales a este lado de la balanza pero está muy lejos de la tendencia del resto de provincias de Castilla y León. Las importaciones en las otras ocho provincias registran todas incrementos respecto a 2021 de dos dígitos, del 14% de Zamora, al 50,8% de Ávila. 

Todos estos datos están afectando a la balanza comercial de Castilla y León, que exportó productos por 9.205 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que representa una bajada del 7,6 por ciento en términos interanuales, cuando en el conjunto nacional se elevaron un 24,2 por ciento, hasta los 222.961 millones. Unos datos lastrados por el sector de la automoción, con la sección de material de transporte en caída libre, con una merma del 41 por ciento y 2.432,1 millones.

Las importaciones de la Comunidad ascendieron entre enero y julio a 7.853 millones de euros, con un crecimiento del 24,8 por ciento, cuando en España subieron un 40,2 por ciento, con 261.485 millones.

Francia fue el país al que se destinó el 22,9 por ciento del total de las mercancías exportadas, con 2.110 millones; y del que procedió el 22,7 por ciento de los productos importados, por un valor de 1.784 millones. A Francia le siguen, en orden de importancia las exportaciones destinadas a Portugal, 10,2 por ciento del total; e Italia, 8,9 por ciento. En importaciones, a Francia le siguen Alemania, desde donde llegó el diez por ciento del total; e Italia, con el ocho por ciento. 

Conrado Merino: «Hay mucha inseguridad porque la demanda está cayendo»

El presidente de la Cámara de Comercio de Palencia, Conrado Merino, llama la atención sobre la «inseguridad» que ahora mismo existe en el tejido empresarial de la provincia. «Obviamente, cuando Renault para sus líneas se nota en toda Palencia», comenta Merino, que considera que ahora mismo hay demasiados factores que arrojan incertidumbre a corto plazo. «Las exportaciones se están frenando porque los costes de las materias primas están disparados, a lo que hay que sumar el encarecimiento del coste de la energía y la depreciación del euro. Está bajando el consumo y ni siquiera la paridad entre el dólar y el euro, que en teoría podría ayudar al comercio exterior se está dejando notar», analiza.

«Está bajando la demanda en toda Europa, y el peligro de recesión está cerca. Esto lleva demasiado tiempo siendo un mal sueño», sostiene.